Advertisement
Miércoles, 27 de enero de 2021

¿Sabías cuántas variaciones del blackjack online existen?

El blackjack es un juego de cartas muy popular que se encuentra en los casinos online, tanto por su simplicidad (solo hay que saberse unas cuantas reglas), como por sus variaciones (si te cansas de jugar un modo, puedes probar otros).

Es un juego donde la suerte y la habilidad que tengas se unen para crear una combinación única y darte un auténtico sentimiento de emoción al jugar. Si no tienes experiencia jugando y quieres volverte un experto, pero la idea de perder tu dinero en el proceso no te gusta, o simplemente te gusta el juego, pero no apostar, el black jack gratis es una opción atractiva para quienes les gusta el juego sin tener que estar preocupado de perder tu dinero.

Para jugar al blackjack solo necesitamos conocer unas pocas reglas, como saber el valor de las cartas:

  • As: Esta carta puede tener un valor de 1 u 11 puntos, esto depende únicamente de las necesidades del jugador en su jugada.
  • Números: Todos los números, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10 mantienen su mismo valor nominal.
  • Figuras: Todas las figuras, J, Q y K tienen un valor de 10 puntos.

El objetivo de este juego es tener más puntos del crupier sin pasarse los 21 puntos. El juego empieza con el crupier repartiendo 2 cartas a todos los jugadores. Si desde la primera mano tienes un As y una carta de 10 puntos, significa que llegaste a 21 puntos y ganas automáticamente. A esta jugada se le llama “Blackjack Natural”. Si no pasa esto, tienes varias opciones: plantarte y quedarte con tus cartas (esto es recomendable si tienes 16 puntos o más) o pedir más cartas. Si alguien llegase a pasarse de 21, ya pierde. Gana el que tenga más puntos sin pasarse los 21 o el que tenga blackjack.

Puedes dividir las cartas siempre y cuando sean una pareja, por ejemplo: dos cartas de 8, dos reyes, dos cincos. Al dividir, tienes la opción de pedir más cartas para cada una de las manos, pero solo si doblas la apuesta. También puedes dividir una pareja de ases, pero en el caso de que completases la mano con una carta de 10 puntos, no se consideraría un blackjack.

Hay dos tipos o estilos de blackjack, el europeo y el americano, que, aunque parezcan iguales, tienen unas pequeñas diferencias:

  • En el americano, el crupier se reparte dos cartas juntos con los otros jugadores. Una de estas cartas va a estar boca arriba y la otra boca abajo. En el caso que la carta que está boca arriba es un As, entonces el crupier comprueba la segunda carta boca abajo, si es una carta de diez puntos, entonces ha tenido un blackjack y el juego se acaba ahí, sin que los otros jugadores puedan plantarse, dividir o pedir cartas. Si no tiene el blackjack, el juego continua y la carta se mostrará cuando sea el turno otra vez del crupier.
  • En el europeo, también se le conoce como el blackjack clásico, el crupier solo se reparte una carta que va a estar boca arriba, y cuando los jugadores hayan terminado su mano, el crupier se reparte otra carta.

 


La diferencia esencial entre estas dos versiones es que, en la americana, si el crupier tiene un Blackjack, los otros jugadores no tienen chance de jugar en esa partida. En cambio, en el europeo, los jugadores si pueden jugar su mano ya que se sabrá si la banca tiene blackjack al finalizar la partida.

Aparte de estos tipos, podemos encontrar variaciones del blackjack, tales como:

  • Blackjack Switch: donde tienes dos manos de barajas al mismo tiempo y podrás intercambiar las segundas cartas de cada mano.
  • Vegas Strip: Aquí tienes 4 cartas y puedes dividir en cualquier mano excepto si son Ases.
  • Blackjack de doble exposición: El crupier reparte sus dos cartas boca arriba y el jugador puede dividir sus cartas solo una vez.
  • Parejas perfectas: en esta variación se la da una opción más de apuesta al jugador: la pareja perfecta. Esta apuesta se gana solo si las dos primeras barajas del jugador crean una pareja, por ejemplo, dos ochos, dos reinas, etc. El premio es mayor si estas parejas tienen el mismo color y aún mayor si tienen el mismo palo.

 

Todas estas versiones tienen sus propias reglas y su manera única de cautivar al jugador.

Por si fuera poco, hay otras variaciones que mezclan al blackjack con otros juegos, por ejemplo, jugando al Triple 7, te juntas con las tragaperras al poder ganarte el bote si sacas 3 sietes de diamantes. Con el blackjack caribeño puedes juntarte con el póker y ganar con las mejores combinaciones de cartas de este juego.

Cómo pudiste leer, hay bastantes tipos y variaciones del blackjack para que puedas jugar cuantas veces quieras sin aburrirte, mientras los peques regresan al cole. Y sin duda, si quieres volverte un experto en alguno de estas variaciones, hay muchas guías que puedes encontrar para volverte el mejor jugador.