Miércoles, 25 de noviembre de 2020

La Diputación impulsa la actividad económica de la provincia con 2 millones de euros para autónomos y empresas

Ayudas de hasta 10.000 euros, en el caso de los emprendedores, y de cerca de 29.000 en el caso de empresas que hayan incorporado tres trabajadores

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, acompañado del diputado de Desarrollo Rural, Antonio Agustín Labrador,

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, acompañado del diputado de Desarrollo Rural, Antonio Agustín Labrador, presentaron hoy una nueva Estrategia de Empleo dotada con 2 millones de euros y adaptada a la nueva situación generada por el Covid.

Según destacó el presidente de la Diputación, esta iniciativa que nace con el fin de apoyar a los emprendedores en el mundo rural, es en esta ocasión más necesaria que nunca debido a la incertidumbre e inestabilidad que está generando esta pandemia.

Esta iniciativa tiene un año más dos modalidades, una dedicada a promover el Autoempleo, para la creación de nuevas empresas y otra al Fomento del Empleo, para Pymes que decidan ampliar su plantilla, con 1 millón de euros cada una de las partes.

En esta ocasión, se incrementan las cuantías destinadas a subvenciones para el Autoempleo para llegar hasta los 10.000 euros en esta convocatoria (con un máximo de 6.000 euros para gastos de inicio de actividad y 4.000 euros para nuevas tecnologías e implantación tecnológica). En las pasadas convocatorias, el máximo subvencionable llegaba a los 5.444 euros en dos años.

En la modalidad de Fomento del Empleo, se aumenta la cuantía del porcentaje de financiación que pasa del 50 al 75 por ciento del coste del salario bruto de los nuevos trabajadores, hasta un máximo de 3 trabajadores y 800 euros/mes durante 12 meses, es decir, un máximo de 9.600 euros por una jornada completa. De este modo, una empresa podría acceder a una ayuda de cerca de 29.000 euros.

La Estrategia de Empleo tiene carácter retroactivo y entrarán en la misma todos los nuevos negocios que se pusieron en marcha a partir del 5 de octubre de 2019 (fecha en la que se cerró la anterior convocatoria y hasta el 31 de diciembre de 2020) y que cumplan con los requisitos establecidos en la misma, como es estar empadronado, no haber estado dado de alta como autónomo en los seis meses anteriores o estar al corriente de pago, entre otras cuestiones.

Entre las novedades que se incluyen este año, destacó que se agilizarán todos los trámites para facilitar el proceso a los beneficiarios y se hará una sola justificación, así como a partir de ahora la convocatoria se desarrollará dentro del año hábil, es decir, desde el 1 de enero al 31 de enero del año en curso.

Además, incluye una cláusula Covid y se tendrán en cuenta los casos de cese de actividad por la pandemia que estén debidamente justificados y que no contarán como incumplimiento de las bases.

Asimismo y también con el objetivo de ayudar a las nuevas empresas a introducirse en un necesario mercado digital, se subvencionarán los gastos en tecnologías e innovación, como marketing digital, publicidad SEO/SEM o comercialización on line, hasta un máximo de 4.000 euros.