Martes, 1 de diciembre de 2020

Carlos Rubén hace autocrítica: “El equipo ahora está herido. Creo que ninguno dimos la talla en Compostela”

El centrocampista del Guijuelo aborda la situación del equipo en pleno parón de la competición para disputar los partidos aplazados a cuenta del coronavirus
Carlos Rubén pelea con Luis Télles por un balón en el derbi

Carlos Rubén, centrocampista del Guijuelo, aborda la situación del equipo en pleno parón de la competición para disputar los partidos aplazados a cuenta del coronavirus, en una entrevista con SALAMANCA AL DÍA, tras la derrota con el Compostela. 

Vestuario tras la derrota: “Está dolido. Ahora descansamos esta semana y tenemos ganas de poder jugar, pero está (la plantilla) como tiene que estar”.

Marcador excesivo: “Cuento cinco o seis tiros suyos como mucho y nos hicieron tres goles, pero analizando el partido y al verlo con el míster sí que es verdad que hay errores de falta de concentración. Dimos muchas facilidades”.

Mal arranque: “Para ser un competitivo tenemos que dominar más facetas del juego y ahora mismo a nivel defensivo estamos concediendo demasiado, lo que nos va a hacer estar más arriba es mantener la portería a cero. Hay que crecer en confianza a partir de eso y aprovechar las ocasiones que tengamos, tenemos jugadores para hacer un buen juego”.

Parón antes del Dépor: “El equipo ahora está herido. Creo que ninguno dimos la talla en Compostela y el parón de esta semana te viene bien para limpiarte la cabeza, pero me comentaba algún compañero que no se juega y tenía que haber partido para quitarnos la mala sensación del domingo. En casa somos muy competitivos y no tenemos que tenerle miedo a ningún equipo. Son jugadores que están en Segunda B, igual que nosotros”. 


Problemas fuera de casa: “No sé que está pasando. Esta última salida, el míster plantea un partido y en el minuto 7 lo tiramos nosotros por tierra. No sirve de nada lo que él plantee si nosotros no estamos a la altura, no se puede salir cómo está saliendo fuera de casa y responder en casa como lo estamos haciendo. No se puede consentir, la intensidad no se puede perder y menos en un equipo como el Guijuelo. Si quieres luchar por algo más, fuera de casa tienes que sacar puntos. Es momento de reflexionar y de mejorar”. 

Nivel personal: “Bien, físicamente bien. El míster está contando conmigo en el mediocentro y estoy contento por jugar, pero creo que se puede mejorar aún más. Si el equipo juega mal, uno se va con sensaciones malas y lo mismo pasa al revés. Las sensaciones son positivas, tengo ganas e ilusión”.