Domingo, 29 de noviembre de 2020

El Aquimisa Carbajosa, a por una temporada de ensueño en LEB Plata

Los de Jesús Gutiérrez buscan hacer un buen año en una nueva categoría en la que ascendieron en plena pandemia del coronavirus tras finalizar invictos la anterior

El Aquimisa Carbajosa ya está inmerso en su nuevo objetivo de cara al futuro en una temporada 2020/2021 tan atípica y extraña por la pandemia del coronavirus, un hecho que ha azotado a todo el planeta desde el pasado mes de marzo. Por su parte, los de Jesús Gutiérrez buscan hacer un buen año en la LEB Plata, categoría a la que ascendieron el anterior curso entre tanto revuelo. Los de la localidad charra de Carbajosa de la Sagrada subieron de división en el mes de junio, aunque no lo pudieron hacer sobre la pista por la Covid-19.

No obstante, el plantel se mantuvo invicto en Liga EBA y cerró de la mejor manera posible, dentro de lo que cabe, una campaña para enmarcar. Ahora, el plantel se ha renovado de gran manera con el objetivo de dar un salto de calidad enorme para poder competir en el alto nivel del baloncesto masculino en España. Los 13 jugadores que conforman el grupo son los siguientes: Arturo Cruz, base salmantino de 26 años; el base Carlos Hidalgo, que tiene 21 años; Alonso Ruiz, escolta de 21 (años); Guillermo Mulero, escolta de 23; el escolta internacional irlandés Adri O’Sullivan, de 27; el escolta Alejandro Rubiera y sus 22 años; el islandés Tomas Hilmarsson, de 25; su compatriota y alero Hjálmar Stéfansson, de 24; Íker Barbero, alero de 28; Ángel Hernández, que comparte edad y posición con el anterior; el ala estadounidense Alex Illiakainen, de 24; el español Pablo Román, igual en puesto y años que el americano y el mítico ala Doudou Dieye y sus 27 años desde Senegal.


Todos ellos seguirán la batuta de un Jesús Gutiérrez que le pidió “más profesionalidad al club” durante la pretemporada para que se pudiera cumplir con los objetivos marcados y llegar lo más lejos posible en una competición tan atractiva como en la que pelean actualmente, puesto que hubo problemas con las reformas en el pabellón de Carbajosa, lugar en el que habitualmente disputa sus partidos en casa el Aquimisa y que ha registrado grandes entradas de público en el pasado. No obstante, el preparador del conjunto charro asegura que es “una Liga para aprender, pero buscando la salvación y compitiendo siempre”.

Además, la afición en Salamanca ha ido creciendo más y más cada año con el buen juego de una entidad que hace las delicias de los seguidores de toda la provincia al mundo del basket, puesto que las jugadas de ensueño y los mates al estilo NBA son una máxima ya entre tanto talento sobre la pista de juego de un feudo que ha ido a mejor con los años.

En definitiva, el Aquimisa Carbajosa tiene un combinado de jugadores que han llegado –o siguen– a nuestras tierras para poner su granito de arena en un momento de la historia local en el que el deporte es tan necesario para dejar de lado el caos ocasionado por la pandemia del coronavirus en las vidas de todos nosotros.