Advertisement
Viernes, 22 de enero de 2021

Casado ve "más tenue" la posibilidad de confinamiento domiciliario y atisba un "horizonte de esperanza"

Argumenta que los datos de incidencia del Covid-19 en la Comunidad han registrado "pequeñas luces"

Verónica Casado, consejera de Sanidad

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha asegurado que los datos de incidencia del Covid-19 en la Comunidad han registrado "pequeñas luces" por lo que ve "más tenue" la posibilidad de necesitar aplicar el confinamiento domiciliario programado como medida extrema ante un atisbo de "horizonte de esperanza".

Casado ha comparecido este martes para analizar la evolución del virus en la Comunidad y ha advertido de que los próximos 15 días serán "duros" pese a lo que se comienzan a ver los efectos de las medidas aplicadas como el toque de queda que han llevado a que "poco a poco" disminuya la incidencia.

Uno de los datos que más ha esperanzado a la titular de Sanidad ha sido el índice de reproducción del virus que se sitúa ahora por debajo del 1, en concreto en el 0,91, lo que desvela una "remisión" del nivel de contagios.

Así, Casado ha incidido en la importancia de cortar los contagios. "Si no cortamos el contagio vamos a seguir teniendo problemas importantes", ha advertido a la ciudadanía, a quienes ha llamado a realizar un "confinamiento inteligente". "Vamos a salir de esta con toda seguridad", ha manifestado Casado, quien ha defendido que se ha reaccionado "mejor" en esta segunda ola.


En este sentido ha mantenido su petición de que se regule una herramienta jurídica que posibilite a las autonomías acometer el confinamiento domiciliario programado si fuera necesario, no obstante, ha aclarado que dada la situación actual la posibilidad de tener que utilizar esta herramienta es "más tenue".

Así, ha insistido que actualmente con las medidas aplicadas como el toque de queda, que previsiblemente se ampliará, el cierre de la hostelería y otros servicios y el confinamiento perimetral de la Comunidad se advierte un "cambio en la incidencia acumulada", lo que hace prevé "un horizonte con calma".

Pese a esta situación ha pedido a los ciudadanos que tengan "mucho respeto" al virus para evitar contagios. Por provincias la consejera ha detallado que en Ávila se ha detectado una tendencia al descenso con un índice de reproducción del 0,86; en Burgos hay contención con un 0,94; en León contención también con un 0,94; en Palencia ligero descenso con un índice de reproducción del 0,84; en Salamanca también tendencia a la baja con un 0,89; en Segovia leve descenso con un 1,02; en Soria discreto aumento con un 1,09; en Valladolid tendencia contenida con un 0,89 y en Zamora descenso con un 0,97.