Viernes, 4 de diciembre de 2020
Las Arribes al día

“Tenemos más de 50 familias con necesidades”

Cerca de 70 voluntarios atienden a familias sin recursos, algunas desestructuradas y con niños, una situación de precariedad que ha aumentado por la incidencia del coronavirus

Adela Prieto, presidenta de la Asamblea Comarcal de Cruz Roja Vitigudino

Adela Prieto Hernández es la presidenta de la Asamblea Comarcal de Cruz Roja Vitigudino desde hace año y medio, concretamente desde el 11 de julio de 2019, un momento en el que no podía imaginar lo que vendría ocho meses después, una “situación difícil, que nunca esperamos, pero es la que hay y hay que plantarle cara”. Para ello cuenta con 50 voluntarios, colaboradores incondicionales a los que hace unos meses se sumaban 20 más, en su mayoría jóvenes, después del llamamiento del Plan Responde realizado ante la situación de necesidad que se está viviendo.  

Después de este año y medio como presidenta de la Asamblea de Cruz Roja..., ¿es lo que esperaba?
Lo del covid ni en los peores sueños lo hubiera imaginado. Pero quiero decir que uno de mis principios fundamentales es la humanidad, aunque suene un poco a tópico, pero es verdad, es algo que llevo dentro porque siempre me ha gustado ayudar a la gente. Entonces cuando me lo propusieron pues me lo pensé un poco pero luego dije, hablando con mi familia, si siempre me ha gustado ayudar a la gente que mejor manera de implicarme que de este modo.
 
¿Le está resultando difícil?
No, es escuchar a la gente, tener empatía. A la gente hay que escucharla.
 
¿Con cuántos voluntarios cuentan?
Teníamos 50, gente fabulosa, muy implicada y que vive Cruz Roja, estar al lado de la gente. Entonces creamos un programa específico para mayores y son los encargados de llevarlo a cabo, aunque en lugar de ser presencial se hace por teléfono. También se les ha repartido un cuadernillo para que mejoren sus habilidades cognitivas, y van a hacer punto, la idea es de una de las voluntarias y creo que está muy bien.
Por otro lado,  ante la exigencia de la situación, se hizo un llamamiento a nuevos voluntarios a través del Plan Responde y acudieron dos grupos importantes, jóvenes menores de 30 años y adultos entre 40 y 55 años. Tuvimos 19 incorporaciones. El perfil medio es de 36 años de media, mujeres un 60% y con estudios de Grado y Bachillerato, por lo que estamos muy contentos con la respuesta. Su principal cometido ha sido el reparto de alimentos y facilitar otro tipo de productos como medicinas, en colaboración con las farmacias.      
 
¿Hay mucha gente necesitada en la comarca de Vitigudino?
Más de la que parece, hay muchas causas. En cuanto a necesidades básicas como alimentación y productos básicos de la casa, hay bastantes porque ha aumentado el desempleo y llevamos en esta situación 9 meses, familias con dos y tres hijos que no tienen recursos suficientes, y esa necesidad hay que afrontarla. Tenemos más de 50 familias con necesidades en el territorio que abarcamos y que es toda la comarca de Vitigudino con Las Arribes, El Abadengo…, hasta El Cubo de Don Sancho, y Ledesma, toda la zona oeste. En el plan Responde ha habido más familias.
 
¿Qué es el Plan Responde?
Un plan de emergencia de Cruz Roja, un mecanismo que se aplica en un momento de grave crisis humanitaria, guerras, catástrofes… En España no se había activado nunca, se había hecho en otros países por catástrofes naturales y conflictos bélicos. Y consiste en poner todos los recursos posibles para cubrir las necesidades básicas. Nosotros somos auxiliares de los servicios públicos, entonces nuestra labor es ayudar donde se nos requiere, en este caso por el covid, hemos colaborado en la creación de infraestructura para tratar a los afectados por la enfermedad. Y en el apartado de necesidades como la alimentación, ha sido desbordante, tanto en la comarca como en la provincia. Cada mes recibíamos lotes de alimentación, de higiene personal y otro de higiene doméstica para la casa, y la cantidad que se entregaba a las familias necesitadas dependía del número de personas convivientes.   
 
¿En qué medida ha afectado el covid en la zona?

El perfil del usuario en nuestra zona sigue siendo muy similar, aunque las necesidades han aumentado por la falta de recursos económicos. A esta gente se les ayuda con alimentos, productos de higiene e incluso en suministros como la luz, el agua o el gas, y los alquileres, siempre evaluando las necesidades y las prestaciones con las que cuentan. Nuestra principal preocupación aquí son los niños, y nuestro objetivo es que en el futuro tengan una vida digna, enseñarles que hay algo más que el círculo en el que conviven.

Hemos tenido momentos de dificultad para poder atender la importante demanda que nos llegaba, pero pudimos adaptar nuestros equipos técnicos formados por voluntariado y personal laboral a la situación dando una respuesta ágil y eficaz. Afortunadamente hemos podido contar con el apoyo y la colaboración de los ciudadanos, donantes particulares, empresas, socios de Cruz Roja y también de las administraciones local, provincial y autonómica, que han contribuido con recursos económicos para afrontar la demanda existente.

 

“Me gustaría que la gente colaborase en el Sorteo del Oro, es muy importante para nosotros”

El refuerzo que imagino se ha hecho en los servicios, ¿es previsible que se mantenga a largo plazo?
De momento nuestras previsiones están hasta finales de año pero ya estamos pensando en los primeros meses de 2021, no sabemos cómo evolucionará la situación, pero creemos que a medio plazo, seis-ocho meses, tendremos que mantener el nivel de atención que tenemos en este momento.
 
¿Cuál es el principal problema en este momento?

Lo que más me preocupa son los niños. Contamos con un programa específico para niños que se llama Éxito Escolar. Dos días a la semana se les ayuda con los deberes, y tratamos de inculcarles hábitos educativos y de higiene. En Navidad tendremos también la campaña de reparto de juguetes.

Y otro de los problemas que tenemos en estos momentos, a nivel general, es la obtención de recursos económicos. Cruz Roja se financia mediante las aportaciones a través del IRPF, de las cuestaciones como la del Día de la Banderita, que este año no se ha podido hacer y que es una de las principales fuentes de ingresos, aunque tengo que decir que nuestra zona la gente ha respondido muy bien tras el reparto de huchas que hicimos por establecimientos comerciales. Y luego está el Sorteo del Oro, que desde hace años se realizaba en el mes de julio y que este año no se ha podido hacer, y que se celebrará el 26 de noviembre. Una parte de lo recaudado va destinada a premios y la otra va destinada, principalmente, a proyectos de las asambleas comarcales donde se llevan a cabo. Por lo que hago un llamamiento especial para que la gente de la comarca participe, porque son muchísimas las demandas que hay, te encuentras familias con precariedades…., incluso algunas con bebés y que también tienes que atender. El Sorteo del Oro es muy importante para nosotros.

A pesar de la difícil situación, Adela Prieto es optimista...
Tengo esperanza de que la situación vaya a mejor, vamos a ser diferentes, ni mejores ni peores personas, pero sí vamos a ver las cosas desde otra perspectiva. A lo mejor nos quitamos de todo lo que no necesitamos y valoramos más otras cosas.
  • Los mayores que viven solos han recibido compañía a través del teléfono
  • Actividades infantiles llevadas a cabo por los voluntarios de Cruz Roja Vitigudino
  • Sesión de cine para los jóvenes
  • La incorporación de voluntarios ha permitido un reparto eficiente de alimentos entre personas necesitadas
  • Los voluntarios de Cruz Roja Vitigudino han protagonizado distintas actividades orientadas a niños en riesgo de exclusión social