Advertisement
Jueves, 21 de enero de 2021
Las Villas al día

Los bares reinventan su oferta para continuar ofreciendo servicios de entrega a domicilio o recogidas de pedidos en el establecimiento

Los hosteleros se quejan de esta medida, de la subida en la cuota de la Seguridad Social a pesar de la situación y lamentan tener que acogerse a los ERTE

Puerta cerrada del Bar Restaurante El Gago de Cantalpino.

Hoy muchos bares no abren sus puertas, otros han reinventado sus ofertas para seguir ofreciendo servicios de entrega a domicilio o recogidas de pedidos en el establecimiento. En realidad varios de los bares y restaurantes de la zona, desde el cierre debido al primer estado de alarma, ya ofrecían nuevas formas de consumir sus productos sin necesidad de estar presentes en el bar. Es el caso de el Bar Chuchi y el Restaurante Tito de Cantalapiedra. Ambos establecimientos han estado ofreciendo pinchos bajo demanda, el primero, y menús a domicilio asequibles, el segundo. Ahora ambos amplían su oferta con novedades que dan a conocer a través de sus redes sociales. 

Hoy entran en vigor las medidas preventivas excepcionales para el nivel de alerta 4, entre las cuales “se suspenden todas las actividades de restauración, tanto en interiores como en terraza”. Entre las excepciones contempladas en el acuerdo publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León se encuentran “los servicios de entrega a domicilio o recogida en el establecimiento o vehículo”.

Estos catorce días de cierre hacen que algunos empresarios de la hostelería se planteen el cierre definitivo de su negocio. Los hosteleros muestran mensajes marcados por la indignación, el agradecimiento a sus clientes y la tristeza. Un ejemplo es texto publicado por los regentes del Bar El Gago de Cantalpino, que dice lo siguiente:


Hoy amaneció el día triste y es que, a lo mejor hasta la meteorología sabía que iba a ser un día muy duro para todos aquellos hosteleros que nos han terminado de matar han asesinado a la hostelería a sangre fría. Primero les hicieron poner medidas ridículas pero aún así las cumplieron gastandose el dinero que no habían ganado. Siguieron poniendo más y más impedimentos como si la hostelería realmente tuviésemos la culpa y no quita que alguien se saltará las normas pero por lo normal los demás las cumplimos y ahora nos dicen que tenemos que cerrar nuestros negocios.Pero nada de ayudas, nada de quitarnos o rebajar los autónomos, al revés este mes nos lo suben.Nuestros trabajadores se vuelven a un ERTE sin saber cuándo ni cómo cobrarán por eso es día triste los que nos gobiernan nos matado otra vez más. Esperemos que salgamos de esta. El Bar Restaurante Gago está de luto por toda la hostelería. Esperamos volver con más fuerza y que no puedan con nosotros.