Advertisement
Martes, 26 de enero de 2021

“Lo que peor llevamos es la confusión, y ahora la incertidumbre por si habrá finalmente confinamiento” 

“La suspensión de las actividades extraescolares ya nos ha afectado mucho, porque impartíamos clases en 21 centros de Salamanca”, señala Fernando Díaz, del Gimnasio Zarza
Fernando Díaz, en una clase de judo en el Gimnasio Zarza, en una imagen de archivo

“Lo que peor llevamos es la confusión y, ahora la incertidumbre por si finalmente habrá un confinamiento domiciliario”, apunta Fernando Díaz, director técnico del Gimnasio Zarza, especializado en judo, y del Club Deportivo Doryoku, y en el que desde el inicio de la pandemia del Covid-19, y especialmente durante los meses de confinamiento, “hemos tenido que reinventarnos para poder impartir las clases”. Y un dato a tener en cuenta: cero contagios en su gimnasio. 

Díaz subraya que “el deporte es salud y es uno de los medios más importantes que tenemos ahora mismo para combatir esta situación, a nivel físico y psicológico”, destacando además que “los niños nos han dado una lección de adaptación, de saber sobrellevar todas las situaciones y hacerlo siempre con una sonrisa y sin poner ninguna pega”. 

La medida sobre el cierre de las instalaciones y centros deportivos desde este viernes en vigor no afecta directamente a su gimnasio, ya que no será de aplicación en el caso de la práctica de la actividad deportiva oficial. Pero sí comparten la preocupación por un probable confinamiento domiciliario. Además, uno de los efectos de la pandemia ha sido la suspensión de las actividades extraescolares, al menos durante el primer trimestre de curso escolar, situación que, como reconoce, “nos ha afectado mucho, porque impartíamos clases en 21 centros de Salamanca. A día de hoy, 15 entrenadores se han quedado sin trabajo en nuestro club al no poder impartir las actividades extraescolares. Han sido cerca de 400 alumnos los que no están pudiendo disfrutar de la actividad del judo, un deporte que había tenido un crecimiento importante en estos últimos años”.


“Habíamos hecho un esfuerzo importante por llegar a todos los colegios que habían demandado la actividad, pero a día de hoy no se ha podido realizar”, concluye.