Advertisement
Martes, 26 de enero de 2021

‘Sin hostelería no hay vida’, el clamor de los profesionales del sector ante la Junta

La Policía intervino para evitar que algunos de los asistentes a la concentración trataran de iniciar un recorrido que no estaba permitido

Concentración de la hostelería ante la sede de las Cortes de Castilla y León. Foto EP

Al menos 1.000 personas se han concentrado este jueves en la plaza de las Cortes de Castilla y León ante la decisión del Gobierno regional de decretar el cierre de la hostelería a partir de las 00.00 horas de este viernes, 6 de noviembre, y han reclamado ayudas directas y el pago del 100 por ciento de los ERTE ya que el sector considera que no es "el problema, sino la solución".

Los asistentes, con representación de las asociaciones provinciales y locales de muchas provincias y municipios de la Comunidad, han estado respaldados por el presidente estatal de Hostelería España, José Luis Yzuel, y los presidentes regional y local de la patronal, Santiago Aparicio y Ángela de Miguel. Ellos han estado al frente de la concentración junto al presidente de la Confederación de Hostelería y Turismo de Castilla y León, Ángel Blasco, y la presidenta de la Asociación Provincial de Valladolid, María José Hernández.

Junto a ellos, al menos mil hosteleros procedentes de Valladolid y de distintos puntos de Castilla y León, que han mantenido su concentración durante una hora ante la sede del Parlamento regional, acompañados de pancartas y con el ruido que producían sus bocinas, bombos, cacerolas y silbatos.

Asimismo, varias decenas de vehículos de distribuidores que trabajan con la hostelería han dado vueltas por las calles aledañas de las Cortes para hacer sonar sus cláxones en señal de apoyo al sector.

La concentración ha transcurrido durante cerca de una hora sin que se produjeran incidentes hasta que un grupo de asistentes ha tratado de iniciar un recorrido en manifestación por la avenida de Salamanca, algo que no se había solicitado en la convocatoria tramitada en la Subdelegación del Gobierno que solo hacía referencia a una "concentración".

Por ello, la Policía Nacional ha tenido que intervenir para reconducir, con algún forcejeo, a estos manifestantes y se ha tenido que cortar durante unos minutos el carril de la avenida de Salamanca más próximo al Parlamento regional.

Todos ellos han levantado la voz al grito de 'queremos trabajar' y han proclamado que 'no somos el problema, somos la solución', mientras los dirigentes sectoriales se dirigían a ellos para mostrar un emocionado agradecimiento y mensaje de ánimo, además de recordar las principales reivindicaciones, que pasan principalmente por que el Gobierno de España y la Junta de Castilla y León aporten "ayudas directas", que se establezcan moratorias para el pago de alquileres e hipotecas y que la Administración pague el 100 por ciento de los ERTE que han declarado y que tendrán que declarar los empresarios hosteleros.


"Ayudas sí o sí, queremos ser franceses o alemanes, no ser la hostelería arruinada en la que nos quieren convertir", ha aseverado Yzuel en unos discursos en los que ha estado muy presente que en otros países europeos ya se han anunciado aportaciones de ayudas a los negocios de hostelería.

Yzuel, que ha enfatizado que el sector se encuentra en "el peor momento" de la historia ha cifrado la cantidad que necesitaría la hostelería española en unos 8.500 millones de euros en todo el país.

Así, ha recalcado que aunque "algún ministro y algún sector del Gobierno de España ningunee" a la hostelería, el sector es "la envidia del mundo", pues es "clave" para la gastronomía y el turismo y, en definitiva, para "la felicidad" que ofrecen hoteles y playas en España.

"NOS HAN FALTADO AL RESPETO"

El representante estatal había comenzado su discurso, con el que se ha cerrado la concentración, con un agradecimiento a los asistentes y con una petición de disculpas ya que ha apuntado que él es responsable de que se respete al sector, pero considera que se les está "faltando al respeto con decisiones arbitrarias" que han causado la "ruina" a muchos negocios.

Por su parte, la presidenta de la Asociación Provincial de Hostelería de Valladolid (Apehva), además de sumarse a la reclamación de "soluciones inmediatas" al pago de los ERTE y a las "ayudas directas", ha querido lanzar un mensaje de esperanza.

"Vamos a salir de ésta, vamos a volver a abrir todos, nadie se quedará atrás. Que no caiga nadie en el desánimo", ha enfatizado Hernández.

Por su parte, el representante regional ha incidido también en ese mensaje de ánimo al sector y ha reclamado que se alce la voz "todos los días" para reclamar la solución al problema.

De hecho, se ha apuntado que, desde que se produjeron las primeras movilizaciones de la hostelería con las medidas restrictivas que se adoptaron en ciudades como Valladolid y Salamanca el pasado mes de septiembre ya ha tenido que cerrar sus puertas "un 10 por ciento" de los negocios de la ciudad vallisoletana.

Y, mientras tanto, han defendido que se han producido "muchos más contagios" de coronavirus en los "botellones" y en fiestas celebradas en casa que en los bares y terrazas. Así, han destacado nuevamente un documento del Ministerio de Sanidad que señala que "solo" el 3,5 por ciento de los contagios se han producido en la hostelería.

En la concentración se han visto pancartas de diferentes asociaciones del sector y próximas, como los hosteleros de Ávila, Segovia y Palencia, entre otras provincias, o de localidades como Laguna de Duero (Valladolid) o Saldaña (Palencia).