Advertisement
Domingo, 17 de enero de 2021
Bracamonte al día

Peñaranda en Común aborda en el pleno de este jueves la posibilidad de establecer unos 'Presupuestos Participativos'

Aseguran que es necesaria la creación de "regular el tiempo, modo y forma de participación de la ciudadanía en la configuración de los próximos presupuestos municipales 2021
Peñaranda en Común  trasladará al equipo de gobierno,  durante la celebración  del próximo pleno ordinario de este jueves, la necesidad de articular un reglamento municipal, como ya tienen otras muchas entidades locales, con el que comenzar a poner en marcha los primeros “Presupuestos participativos 2021” del Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte.  Para ello, explican que: “es necesario que desde el ayuntamiento se empiece a trabajar con la mayor premura posible en la elaboración de un reglamento que contemple la manera de regular el tiempo, modo y forma de participación de la ciudadanía de Peñaranda en la configuración de los   próximos presupuestos municipales 2021”. 
 
La formación propone para esta primera “experiencia piloto” que, “un 10% de lo que finalmente se presupueste en el capítulo dedicado a inversiones, sea  resultado de la elección y demandas de  los propios vecinos del municipio”. De esta manera serán los ciudadanos  quienes tengan la potestad de decidir en que se invie
rte  una parte de sus impuestos, una reclamación que cada vez defiende la ciudadanía con más ahínco, especialmente en el ámbito de lo local, según afirman. 
 
Para la puesta en funcionamiento de los primeros “Presupuestos Participativos 2021” , además de elaborar el reglamento que contemple el modo y formas de participación, reiteran como ya vienen haciendo desde el comienzo de la legislatura, la necesidad de poner en funcionamiento diferentes canales de participación digital ( web municipal y creación de app móvil) junto a los ya tradicionales, garantizándose con ello  la participación efectiva y  no discriminatoria. 
 
Finalizaban explicando que, verían incompresible que el PSOE no adoptase el compromiso de llevar a cabo esta reclamación popular, puesta ya en funcionamiento por  muchos ayuntamientos de diverso signo político,  y cuyo éxito  tras las experiencias acumuladas avalan que otro modelo de organización política y social es posible, donde  las políticas públicas emanan de las necesidades de la propia ciudadanía.