Domingo, 29 de noviembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

La Guardia Civil desactiva el clan familiar de distribución de droga más importante de Ciudad Rodrigo

Se han incautado 2,5 kilos de cocaína, 2,1 de heroína, 4,3 de hachís, 2 armas de fuego, 2 pistolas eléctricas y 70.000€

La Guardia Civil de Salamanca dio a conocer en la mañana del martes todos los detalles de la operación antidroga que ha desarrollado en los últimos días en Ciudad Rodrigo en colaboración con la unidad de Vigilancia Aduanera (DAVA) de la Agencia Tributaria, que se ha saldado con la detención de 6 personas como autoras de un delito de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas, quedando desactivado el clan familiar de distribución de droga más importante de la ciudad.

Según explica la Guardia Civil, la operación, denominada KRAVA, se puso en marcha hace un año, tras detectarse un holgado modo de vida por parte de los finalmente detenidos “cuando carecían de ingresos legales que lo justificaran”. Durante la investigación, los guardias civiles del equipo territorial de Policía Judicial de Ciudad Rodrigo y los agentes del DAVA se encontraron con “grandes dificultades”, debido a las amplias medidas de seguridad establecidas por los individuos, “en gran medida por haber sido objeto previo de otras operaciones de la Guardia Civil contra el tráfico de drogas”.

Durante la investigación, ya se tuvo conocimiento de que los investigados podían tener dobles fondos en sus domicilios para ocultar tanto sustancias estupefacientes como el dinero obtenido de la actividad delictiva, algo que se comprobó en el momento en que se realizaron 3 registros domiciliarios simultáneos en la tarde del pasado viernes en otras tantas viviendas ubicadas en el barrio de San Andrés.

Esas entradas en los domicilios corrieron a cargo de agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Salamanca, con el apoyo de miembros del Servicio Cinológico y de las Unidades de Seguridad Ciudadana de las Comandancias (USESIC) de Salamanca y Zamora. Precisamente, los perros adiestrados fueron “de gran apoyo” en la localización de las sustancias estupefacientes y el papel moneda en dobles fondos en suelos y techos de viviendas.

 

Durante los registros se hallaron, en lo que a droga se refiere, 2,5 kilos de cocaína, 2,1 kilos de heroína, 4,3 kilos de hachís, 42 gramos de codeína, y 4,5 kilogramos de sustancias de corte. Según apunta la Guardia Civil, se trata de la mayor incautación de heroína en toda Castilla y León desde el año 2018, y de la mayor incautación de cocaína en la provincia de Salamanca desde el año 2013.


Durante los registros también se encontraron 70.000€ en metálico, así como dos armas de fuego cortas con más de 150 cartuchos, dos pistolas eléctricas (tipo taser), y cuatro vehículos y varios efectos relacionados con los delitos (como una amplia colección de joyas).

Producto de todos esos hallazgos, la Guardia Civil procedió a detener a los residentes en los tres domicilios registrados, un total de 6 personas mayores de edad y de nacionalizad española (tres varones y tres mujeres), como presuntos autores de delitos de tráfico de sustancias estupefacientes y tenencia ilícitas de armas. Esas personas tiene lazos familiares y “durante muchos años han utilizado el tráfico de drogas como única vía de obtención de ingresos”, considerándolo la Guardia Civil como el clan familiar “más importante y activo” de Ciudad Rodrigo y uno de los más notorios de toda la provincia salmantina.

Los 6 detenidos fueron puestos a disposición el domingo del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción número 2 de Ciudad Rodrigo (quién ha dirigido la investigación), enviando a prisión provisional a 2 de ellos. Con esta operación, la Guardia Civil da por desactivados dos puntos de venta de sustancias estupefacientes a consumidores de Ciudad Rodrigo, así como uno de los más importantes puntos de distribución de las mismas en la provincia de Salamanca.