Advertisement
Sábado, 23 de enero de 2021

Tres equipos de Salamanca en Segunda B, un hito

Las tres plantillas ficharon demasiados jugadores y mantuvieron a unos pocos
Imagen del último duelo entre dos equipos charros de Segunda B, entre el Guijuelo y el Salamanca UDS. Foto Kiko Robles

            Sin duda, es un hito positivo que participen tres equipos en esta categoría. Y, nuevamente, se confirmó que las tres plantillas ficharon demasiados jugadores y mantuvieron a unos pocos. Una política “equivocada” según mi opinión, los aficionados nunca acabarán conociendo a su equipo ni éste consolidará un estilo mínimo de actuación.

Los datos son éstos: Llegan 14 jugadores nuevos a Guijuelo y tan solo siguen 6; en Unionistas llegan 16 y permanecen 4; y en la UDS llegan 14 y se quedan 6. Una proporción excesiva de bajas, de esta manera es difícil enraizar a la plantilla con el club, no digamos los seguidores que no congenian con facilidad. Esta crítica la repito permanentemente, pero es una constante todas las temporadas. Y no digamos la falta de sensibilidad con los jugadores locales.

La Federación Española de Fútbol anunció que la competición en la temporada 2020/21 se desarrollará en tres fases para los más de cien equipos de la categoría de bronce. Primera: Competición regular; Segunda: Fase Segunda División, Primera División RFEF y Permanencia en Segunda División RFEF; Tercera: Play Off Ascenso a Segunda División. La Primera Fase (A y B) se configura en un total de 18 partidos en 18 jornadas para los grupos de 20 equipos y en 20 partidos en 22 jornadas para los grupos de 21 equipos, a disputar en cada subgrupo de diez u once equipos denominados cada uno de ellos A y B en cada uno de los cinco grupos.

Los clubes participantes se enfrentarán a doble vuelta mediante el sistema de puntos. Los clubes que se clasifiquen en los tres primeros puestos de los diez grupos accederán a la Segunda Fase para Segunda División, los clasificados en los puestos del cuarto al sexto (al 7º en los subgrupos de 11 equipos) accederán a la Segunda Fase para Primera División RFEF y los clasificados del séptimo al décimo lugar (del 8º al 11º en los subgrupos de 11 equipos) accederán a la Fase por la Permanencia en Segunda División RFEF. Un buen galimatías, lean con detalle pues no es fácil comprenderlo a la primera. Hay otra serie de detalles que resultaría farragoso entrar a significar.

En toda esta marabunta competitiva, los tres equipos salmantinos se presentan a la temporada con unos valores técnicos y unos presupuestos complicados. La web de referencia internacional en el mundo del fútbol, “Transfermarkt”, publica el valor medio de mercado del Salamanca que asciende a 278.947 euros por jugador. A continuación, conocemos el valor de Unionistas que asciende a 153.333. euros y el Guijuelo llega a los 147.222 euros.

Por tanto, el equipo más caro es el de la UDS y debería corresponderse con su clasificación final; aunque muchas veces no se corresponda con la realidad. Es curioso saber que el Salamanca cuenta en sus filas con algunos jugadores con un valor de mercado muy superior a la media, hasta cinco jugadores alcanzan al menos el medio millón de euros de valor de mercado, destacando el “Puma” Chavéz con 800.000 euros lo que convierte a otros muchos en “Gatitos…

Sinceramente, me llevo una sorpresa cuando me entero que Delorenzi vale 725.000 euros; Madrigal 500.000 euros; Lacerda 500.000 euros; Télles 500.000 euros; Jorge Mora 325.000 euros; Mario Gómez 250.000 euros; Nespral 250.000 euros, etcétera. Solo reseñar, con el precio de uno de estos jugadores, se podría invertir en la labor de cantera que estos equipos tienden a olvidar.