Viernes, 4 de diciembre de 2020

Triunfo para Antonio Grande y Diosleguarde en tarde de afición en Guijuelo

Interesante novillada de Garcigrande-Domingo Hernández
Diosleguarde en plena faena en la plaza de toros de Guijuelo - Kiko Robles

Guijuelo ha vivido esta tarde una emocionante cita del circuito de novilladas de la Junta de Castilla y León y la Fundación del Toro de Lidia, que en colaboración con el Ayuntamiento de la villa se ha celebrado tras ser pospuesta por el coronavirus. 

Con estrictas normas de seguridad y mucho orden a la entrada y salida, el festejo chacinero contó con los novilleros Antonio Grande y Manuel Diosleguarde, y el vallisoletano José Manuel Serrano, que se enfrentaron a reses de la ganadería de Garcigrande. El Ayuntamiento de Guijuelo obsequió a todos ellos con un jamón ibérico en recuerdo de su visita en la villa.

La tarde arrancó con los dos novilleros salmantinos. El primero en actuar fue Antonio Grande, que tras un fallo con el acero logró una buena faena y consiguió cortar dos orejas al primero de la tarde. Manuel Diosleguarde no se quedó atrás y firmó un buen primer ejemplar también obteniendo dos orejas. A continuación fue el turno del vallisoletano, José Manuel Serrano, que debutaba con picadores. La faena se alargó por el derribo del caballo en el tercio de varas que tuvo que ser levantado con ayuda de casi todos los presentes en el ruedo. Al final una oreja para Serrano.


En su segundo novillo, Antonio Grande se trabajó una faena lúcida con la que consiguió una nueva oreja. Similar suerte corrió Diosleguarde en su segundo, con una faena trabajada con la que recibió una oreja también. Serrano cerró el festejo con una faena que incluyó un susto para el debutante con picadores. Sin suerte en la estocada, obtuvo una ovación.