Advertisement
Jueves, 21 de enero de 2021

Salamanca cierra un octubre negro con 66 fallecidos en un mes y los hospitalizados en cifras de abril

La segunda ola del coronavirus no ha dejado de golpear a la provincia durante las últimas semanas, con un aumento de los nuevos contagios, superando la barrera de los 13.000 contagiados desde el inicio de la pandemia, y con más ingresos hospitalarios
Complejo Asistencial Universitario de Salamanca

Mes de octubre fatídico en lo que respecta a las cifras de fallecidos en hospitales y a la evolución de los contagios por Covid-19, con 66 defunciones en la provincia de Salamanca desde el pasado 1 de octubre. Así, la cifra de fallecidos alcanza los 491 a fecha del 30 de octubre. No menos preocupante son las cifras de ingresos hospitalarios, con un evidente aumento de la presión asistencial y que en Salamanca nos retrotrae al pasado mes de abril, uno de los meses más duros de la pandemia.

La segunda ola del coronavirus no ha dejado de golpear a la provincia salmantina durante las últimas semanas, con un aumento de los nuevos contagios (superada ya la barrera de los 13.000 contagiados desde el inicio de la pandemia) y con más ingresos hospitalarios. A 30 de octubre, en Salamanca el número de ingresados en el Complejo Asistencial Universitario ascendía a 175 en planta -cifra que se eleva a los 186 incluyendo los casos sospechosos de Covid-19-, y 27 en la UCI. Cifras que no se registraban en Salamanca desde finales del pasado mes de abril (en concreto, el 28 de abril había 182 pacientes en planta y 32 en la UCI).


En Castilla y León las cifras de ingresos hospitalarios también son preocupantes, con 1.495 personas ingresadas. Del total, 1.320 pacientes se encuentran en planta y 175 en unidades de críticos.

Respecto al total de personas contagiadas, en esta última semana Salamanca ha contabilizado más de 1.670 nuevos contagios, según los datos de la Consejería de Sanidad.

Una situación que ha llevado a la Junta de Castilla y León ha decretar medidas más restrictivas para frenar la expansión del coronavirus, la última de ellas el cierre perimetral de la comunidad hasta el próximo 9 de noviembre. También está sobre la mesa el confinamiento domiciliario a partir del 15 de noviembre si la evolución de la pandemia en Castilla y León no mejora.