Advertisement
Sábado, 23 de enero de 2021

Detenida una mujer como intermediaria en ingresos procedentes de estafas

Los ingresos procedían de compras realizadas en páginas web fraudulentas en las que constaba su número de cuenta como canalizador para realizar los pagos

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca han detenido a una mujer como presunta autora de un delito de estafa y pertenencia a Grupo Criminal, por recibir ingresos procedentes de estafas de páginas web en una cuenta bancaria de la que era titular.

Los ingresos procedían de compras realizadas en páginas web fraudulentas en las que constaba su número de cuenta como canalizador para realizar los pagos, en la que llegó a recibir un total de 5.353,02 euros, procedentes de diversas víctimas. Ella se quedaba con una parte del dinero que recibía y el resto era transferido desde otra cuenta, también a su nombre, a las cuentas de otros dos investigados, por un montante total de 7.343,25 euros, dinero extraído mediante transferencia bancaria.

Modus operandi

La  investigación ha sido coordinada y llevada cabo por el Grupo de la Comisaría General de Policía Judicial dedicado al Fraude Empresarial, ya que constató la existencia de numerosas víctimas en diferentes provincias de toda España. El ‘modus operandi’ de la estafa consistía en que las víctimas realizaban compras en diferentes páginas web fraudulentas, abonando el producto mediante transferencia bancaria sin llegar a recibir nunca el artículo comprado ni recuperar el dinero.


Las páginas web están relacionada entre sí, tanto por las cuentas bancarias utilizadas para el pago de los productos, como por los datos de registro de los dominios, con un gran número de personas afectadas por el fraude repartidas por todas las provincias, siendo numerosas las cuentas bancarias en las que se recibían las transferencias realizadas por las víctimas ante la falsa apariencia de estar adquiriendo productos en una página web legal.  

En la mayor parte de las cuentas investigadas, casi la totalidad del dinero que ingresaban por las estafas era extraído en cajeros ubicados en Benín (África), puesto que otra parte de la de la organización se encuentra allí y realiza transferencias internacionales y operaciones con tarjeta bancaria a todo el mundo.