Miércoles, 25 de noviembre de 2020

Iberdrola y Fertiberia sitúan a España a la vanguardia del hidrógeno verde en Europa

Proyectan 800 MW, con una inversión de 1.800 millones hasta 2027
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, y Javier Goñi, presidente de Fertiberia

El hidrógeno verde ya es una realidad para la alianza formada por Iberdrola y Fertiberia, un factor clave en la senda hacia la neutralidad climática y podría hacer de España un líder industrial en este sector si se materializa el proyecto integral de ambas compañías, que contempla el desarrollo de 800 MW de hidrógeno verde, con una inversión de 1.800 millones de euros en los próximos siete años.

La iniciativa de innovación arrancará con la puesta en marcha del mayor complejo de hidrógeno verde para uso industrial de Europa, que estará operativo en apenas un año en Puertollano, y podría completarse con un plan para multiplicar por 40 veces la capacidad de esta primera planta con el desarrollo de otros tres proyectos entre 2023 y 2027, en las plantas de Fertiberia de Puertollano (Ciudad Real) y Palos de la Frontera (Huelva).

Así lo ha anunciado esta mañana Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, junto a Javier Goñi, presidente de Fertiberia, en la presentación de “un gran proyecto que puede hacer de nuestro país el primero con el 100% de producción de amoniaco para fertilizantes completamente verde”. El proyecto surge de una alianza, “que pone todas nuestras capacidades a disposición de este proceso de transformación sin precedentes”, ha apuntado. “Una alianza que no se basa en meras intenciones, sino en hechos concretos. Una vez más, volvemos a ser pioneros en la implementación de una nueva tecnología limpia, el hidrógeno verde y lo hacemos junto con el mejor socio, Fertiberia”.

El presidente ha hecho referencia a la estrategia de hidrógeno verde de la Unión Europea. “Se trata de planes ambiciosos que pretenden poner a Europa a la vanguardia mundial en esta tecnología -ha explicado el presidente de Iberdrola-, y que requieren de empresas industriales dispuestas a afrontar la transformación de sus procesos de producción; de proveedores de equipos preparados para producir a gran escala las infraestructuras para la electrólisis, con equipos cada vez más eficientes y competitivos; de compañías con la capacidad de inversión y de ejecución necesarias para generar y suministrar las cantidades precisas de energía verde; y de las ayudas de la Unión Europea para hacer de estos proyectos una realidad”. 

Javier Goñi por su parte ha explicado que la alianza con Iberdrola convierte a Fertiberia en “la primera firma del sector que alimenta sus grandes plantas con hidrógeno verde, gracias a fuentes renovables locales que suministrarán también nuestras necesidades de consumo eléctrico”. Este proyecto le permite además “mostrar el camino del futuro al resto de operadores”. Con este paso “estratégico y decisivo” se fabricarán fertilizantes con una elevada eficacia y eficiencia medioambiental, reduciendo emisiones de gases de efecto invernadero, tal como exige la futura Política Agraria Común. “Más del 50% de nuestros ingresos ya procede de productos de alto valor añadido, un porcentaje que en 2023 superará el 60%”, ha destacado Goñi, para quien el acuerdo con un campeón europeo de la energía como Iberdrola “colabora a impulsar la marca España como símbolo internacional de innovación y liderazgo tecnológico”.

Generación de 4.000 empleos a través de 500 proveedores locales

El proyecto integral de Iberdrola sitúa al grupo al frente del nuevo reto tecnológico que supone la producción y suministro de hidrógeno a partir de fuentes 100% renovables.

El plan alcanzaría los 800 MW de electrolisis, equivalentes al 20% del objetivo nacional -que prevé la instalación de 4GW a 2030-y lograría que alrededor del 25% del hidrógeno actualmente consumido en España no genere emisiones de CO2. “Nuestro plan de hidrógeno verde es un proyecto ligado a la inversión verde, que evita la emisión de más de 400.000 toneladas de CO2 a la atmósfera, contribuyendo a alcanzar la neutralidad climática”, ha explicado Galán.

Con estos proyectos, se contribuiría al desarrollo de toda la cadena de valor, creando casi 4.000 empleos cualificados -2.000 de ellos ya en 2023-, a través de 500 proveedores locales.

“Permite dinamizar un polo industrial con alto potencial de crecimiento, como es la fabricación de electrolizadores en nuestro país, reduce la dependencia energética y el consumo de combustibles fósiles e impulsa la revitalización económica y social, especialmente en territorios que afrontan de modo relevante el reto demográfico, en este caso en las comunidades de Castilla-La Mancha y Andalucía”.


Además de contribuir a la reactivación de la industria y la economía, la propuesta de innovación pasa también por posicionar a España como referente tecnológico en la producción y aprovechamiento de hidrógeno verde en Europa, especialmente en el campo de la electrolisis.

La inversión contribuiría, así, a avanzar en la madurez tecnológica del hidrógeno verde y a convertirlo en una solución para la descarbonización eficiente a medio plazo, tanto de la industria que lo utiliza como materia prima, como para procesos difíciles de electrificar, como el transporte pesado.

El proyecto es fruto de la colaboración privada y pública, nace con la misma ambición que ha mostrado el Gobierno en su Hoja de Ruta del hidrógeno verde y requeriría para la ejecución de las tres últimas fases del apoyo del Fondo Europeo de Recuperación. “Para salir de esta crisis hacen falta iniciativas concretas, que permitan avanzar en la tan necesaria recuperación verde”, ha explicado Galán. En este sentido, el presidente de Iberdrola ha expresado su deseo de que “este proyecto reciba las ayudas nacionales y europeas necesarias para ponerlo en marcha y, así, posicionar a España y Europa como punta de lanza de una nueva tecnología esencial para la descarbonización, liderando el camino hacia su plena competitividad”.

El mayor complejo de hidrógeno verde para uso industrial en Europa, en marcha

El mayor complejo de hidrógeno verde para uso industrial en Europa estará operativo en 2021 en Puertollano, tras una inversión de 150 millones de euros. El proyecto estará integrado por una planta solar fotovoltaica de 100 MW, un sistema de baterías de ion-litio con una capacidad de almacenamiento de 20 MWh y uno de los mayores sistemas de producción de hidrógeno mediante electrolisis (20 MW). Su desarrollo y construcción generará 700 puestos de trabajo y, una vez operativo, evitará la emisión de 39.000 tCO2/año.

Iberdrola acelera la construcción de este proyecto de innovación y, además, ha presentado ya la solicitud para que este primer proyecto acceda a las ayudas del fondo europeo Innovation Fund.

El hidrógeno verde producido se usará en la fábrica de amoniaco de Fertiberia en Puertollano. La planta es ya una de las más eficientes de la Unión Europea, con una capacidad de producción superior a las 200.000 t/año. Fertiberia actualizará y modificará su planta para poder utilizar la producción del hidrógeno verde y, de esta forma, fabricar fertilizantes verdes. De esta forma, podrá reducir en más de un 10% las necesidades de gas natural en la planta y será la primera compañía europea del sector que desarrolla una experiencia a gran escala de generación de amoníaco verde.

La planta se desarrolla en una ubicación privilegiada, con un importante polo industrial y en la que se encuentra el Centro Nacional del Hidrógeno que ha asesorado durante su génesis.

Planes ambiciosos de electrificación para situar a Europa a la vanguardia mundial

España y la Unión Europea avanzan en la electrificación de sus economías para lograr la plena descarbonización. La aportación de la electricidad al consumo energético hoy apenas supera el 20% del total y debería multiplicarse casi 3 veces en solo 30 años si se quiere cumplir los objetivos climáticos.

En paralelo, existen algunos consumos energéticos que, por razones tecnológicas, son difícilmente electrificables. Este es el caso de los procesos industriales de alta temperatura y del transporte pesado. Para ellos, la producción de hidrógeno verde a partir de la electrolisis -utilizando energía renovable- es un factor clave en la senda hacia la neutralidad climática en 2050.

Conscientes de este desafío, pero también de esta gran oportunidad, la Unión Europea y el Gobierno de España han puesto en marcha estrategias para impulsar el hidrógeno verde. La UE aspira a contar con 40 GW de electrolizadores de hidrógeno verde en tan solo diez años mientras que en España el objetivo es de 4 GW de potencia instalada.