Advertisement
Viernes, 22 de enero de 2021

Cerca de la mitad de los establecimientos de hostelería de Salamanca están al borde del cierre, según la asociación del sector

Su presiente, Álvaro Juanes, ha indicado que estas empresas sostienen unos 35.000 puestos de trabajo anuales en la provincia
El presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca, Álvaro Juanes, en el centro, tras la caravana reivindicativa de este miércoles, en la delegación de la Junta. Foto de Lydia González

Los hosteleros de Salamanca se han echado este miércoles a la calle para participar en una 'caravana-protesta' por las calles de la ciudad, en la que han querido "hacerse oír" para que las administraciones les apoyen con ayudas directas y para que la mitad de ellos no llegue a "un punto de no retorno".

Esta cifra, "en torno al 40 o el 50 por ciento", se encuentra cerca de echar el cierre definitivo, según el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca, Álvaro Juanes, quien ha insistido en el interés de los negocios por "acatar con responsabilidad" las normas sanitarias al tiempo que ha pedido al Gobierno, la Junta y el resto de instituciones que les ayuden en "momentos muy delicados" por afrontar la situación que tienen ante la pandemia.

El representante de los hosteleros salmantinos ha indicado que el sector sostiene unos 35.000 puestos de trabajo anuales en la provincia y que medidas de apoyo como la anunciada este pasado martes por la Junta "se agradecen" pero "no van a ser suficientes". Son precisas más para dar "flotabilidad" a los negocios, ha remarcado.


Otra de las peticiones reseñadas por Juanes es la de contar con una "hoja de ruta" que evite la "cierta improvisación" que, según sus palabras, se está dando desde el Gobierno y el resto de responsables públicos, y también ha pedido a la Junta que permita abrir una hora más, hasta las 23.00 horas, para poder ofrecer cenas, que es "un pilar fundamental" para muchos de los negocios.

Asimismo, ha abogado por "el seguimiento y la erradicación de concentraciones no autorizadas" como botellones o fiestas privadas sin cumplir la normativa, y ha pedido "mecanismos" para que la Policía, que está haciendo "una gran labor", para que pueda combatir estos encuentros ilegales.

Sobre estas mismas fiestas privadas y reuniones familiares que pueden superar el número y las medidas exigidas, ha asegurado que es ahí "donde el virus se está haciendo fuerte" y no en los establecimientos de hostelería, por ello ha insistido en "centrar el tiro" en donde se está produciendo la mayor propagación del virus.