Advertisement
Sábado, 23 de enero de 2021

La pandemia del coronavirus debilita aún más los servicios públicos en el medio rural

Las localidades reclaman mejor transporte público, conexión a internet y servicios sanitarios
Manifestación a favor de la reapertura del hospital de Béjar - Archivo

La pandemia del coronavirus está golpeando seriamente en la economía de gran parte del mundo y en especial de aquellos que viven de la hostelería, el comercio y el turismo. Es el caso del medio rural, con pueblos que ven como la situación de crisis y las sucesivas decisiones gubernamentales están acabando con los servicios que ya antes costaba un esfuerzo adicional mantener. Varios de estos servicios se consideran totalmente clave, como el de la sanidad o el acceso a las nuevas tecnologías. Durante el estado de alarma se suspendieron servicios de autobús y tren que finalmente no se han recuperado o no lo han hecho en su totalidad. Internet es otro de los grandes problemas, ya que la pandemia ha aumentado enormemente la demanda de teletrabajo y estudio a distancia. 

Uno de los servicios por los que protestan los pueblos es el de transporte público. Varias localidades de la Sierra de Francia alertaron de que la línea Coria-Salamanca y la línea a Madrid desde Béjar no se había reanudado a primeros del mes de agosto, momento en que estaba previsto. Esta medida afecta a numerosos pueblos de la zona como San Esteban de la Sierra, Cepeda, Linares de Riofrío, San Miguel de Valero, Santibáñez de la Sierra, Miranda del Castañar y Sotoserrano. El alcalde de esta última localidad, Sebastián Requejo, ha manifestado que la falta de un servicio tan básico es lamentable: "Muchas personas mayores no disponen de transporte alguno y necesitan desplazarse a otras localidades para consultas médicas".


Otra de las quejas, habitual en el medio rural, es la mala conexión a internet. La brecha digital ya era un grave problema antes de la llegada de la pandemia. Sin embargo, ahora se ha convertido en un verdadero escollo para los alumnos de los diferentes centros que existen en los pueblos. La directora del IESO Las Batuecas de La Alberca, María de la Cruz Alonso Muñoz, afirma que muchos alumnos tienen una mala conexión y eso les priva de poder interactuar con las diferentes plataformas de aprendizaje: "En el caso de que un alumno se encuentre confinado por el positivo de alguien en su clase, va a tener graves dificultades para seguir el curso. A los alumnos ya les cuesta el poder seguir los contenidos a través de internet, si además experimentan conexiones saturada o con fallos, al final terminan abandonando". 

Todo ello sin olvidar las numerosas quejas sobre el sistema sanitario rural. "Apoyamos totalmente las propuestas que reclaman la vuelta al funcionamiento del hospital de Béjar. Creemos que ofrecía un servicio esencial y nos quedaba mucho más cerca que Salamanca, donde ahora hay que ir para cualquier tema relacionado". Asevera Sebastián Requejo. Sin embargo, muchas localidades agradecen la labor de sus sanitarios, que llevan trabajando con dedicación desde el inicio de la pandemia".