Advertisement
Martes, 26 de enero de 2021

“Los nuevos horarios nos afectan el fin de semana ya que hay gente que venía a cenar o tapear y ahora ya no viene”

Pide a las administraciones apoyo ante la complicada situación que vive el sector mientras reclama responsabilidad individual a la sociedad para tratar de vencer la situación
María del Rosario Blázquez, gerente del Bar-Restaurante Ávila en Ventosa del Rio Almar

La afectación de las nuevas medidas sanitarias impuestas por la Junta y el Gobierno se hacen sentir en todos los estratos de la geografía, desde las grandes ciudades y hasta las localidades más pequeñas.

Nuevas normas como el ‘toque de queda’ y el comienzo de un nuevo mapa de limitaciones en el movimiento geográfico, que no hacen sino mermar la capacidad de negocio de establecimientos de todo tipo, quienes siguen viendo con dudas el futuro a muy corto espacio de tiempo.

Ejemplo de esta nueva realidad la encontramos en el Bar-Restaurante Ávila, en Ventosa del Rio Almar. Una casa de comidas conocida y reconocida, a pie de carretera, a la que también han llegado las nuevas medidas que están afectando a la caja diaria y que dibujan un panorama que nada tiene que ver con su realidad anterior al mes de marzo.

María del Rosario Blázquez, gerente del establecimiento, muestra cómo es su día a día en este nuevo escenario.

 ¿Cómo os afecta esta nueva situación con el toque de queda?

M.R: Pues a nosotros la verdad es que no nos ha afectado mucho ya que venimos cerrando un poco más tarde, sobre las diez y media, por lo que nuestros horarios más o menos los estamos manteniendo como antes

¿Habéis tenido que modificar los horarios o los servicios ante la nueva situación de cierre a las diez de la noche?

M.R: De momento la verdad es que no. Llevamos mucho tiempo trabajando sobre estos horarios por lo que no hemos notado perdidas en ese sentido, entramos en el toque de queda sin ningún problema

¿Los fines de semana como los organizáis? ¿Este nuevo horario os afecta en sábado y domingo?


M.R: La verdad es que el fin de semana es más complicado de manejar ya que hay gente que venía a cenar o tapear y ahora ya no viene. Es demasiado pronto el horario de cierre marcado por la Junta y la gente cena más tarde por costumbre, es algo lógico.

¿Crees que es buena opción esta limitación de horarios para frenar los contagios de Covid?

M.R: Si hablamos de los hosteleros y los restaurantes, el horario de cierre creo que podría ponerse un poquito más tarde para ayudar algo al sector. Creo que la mayoría de los establecimientos lo estamos haciendo bien y la gente es responsable. Debería haber más vigilancia y sancionar al que lo haga mal, entonces igual si bajan los contagios.

¿Estáis recibiendo algún tipo de ayuda de la administración para paliar perdidas?

M.R: Las administraciones no nos tienen en cuenta para nada. Seguimos pagando lo mismo que antes de la pandemia, como si estuviéramos trabajando al mismo ritmo y no es así ni con mucho.

¿Que reclamarías a la administración y a la gente para tratar de volver a la normalidad que vivíamos?

M.R: A la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento les pediría que intentaran ayudarnos de alguna manera, no sé cómo, pero algo deberían hacer porque el sector está cada vez peor. Y a la gente le diría que deberíamos darnos cuenta que este virus no se ha ido, que sigue ahí y no da tregua. Debemos ser más responsables y cumplir las normas si o si, por el bien d todos. Solo así podremos encaminarnos hacia una normalidad real.