Advertisement
Jueves, 28 de enero de 2021

Ambiente festivo desde algunos balcones en pisos céntricos de la ciudad

Las calles del centro se veían llenas de gente minutos antes de la aplicación de la primera noche de restricción horaria
Jóvenes celebrando una fiesta en una vivienda del centro

Salamanca vive esta noche su primer toque de queda decretado por la Junta de Castilla y León y que se extenderán los próximos 14 días. Cientos de personas se encontraban en las calles en el momento de iniciarse el toque de queda, que se aplica de 22:00 a 06:00 horas.

La Policía Local, trabajando conjuntamente con la Policía Nacional, vigila ya las calles para garantizar el cumplimiento de esta medida que trata de reducir el contagio de coronavirus por parte de la población. 


Uno de los aspectos que se pretende evitar es la celebración de fiestas en viviendas y botellones en la calle. Si bien los botellones se han reducido tras el final del verano, con tan solo dos denuncias en la noche de ayer viernes, según datos del Ayuntamiento, las fiestas en los pisos continúan siendo un problema, con 38 denuncias interpuestas ayer viernes. Hoy se han destinado patrullas policiales únicamente para vigilar estas faltas de la normativa que prohiben reuniones de más de 6 personas no convivientes en cualquier momento del día.

Fotos y vídeo: Lydia González