Advertisement
Martes, 19 de enero de 2021

Enmudeció la trompeta de Pepe Raja

Ayer falleció José Raja Izquierdo, trompeta solista  durante casi medio siglo de la Banda Municipal de Salamanca
Pepe Raja, fallecido ayer, en uno de los últimos conciertos con la Banda de Música de Salamanca.

La música, ese misterio que tanto amamos, necesitamos y despreciamos. Que valoramos como piedra miserable del camino, eso que lloramos de emoción, eso que nos enerva y que abandonamos, eso que nos inflama de vanidad, que nos viste de oro, que nos llena de orgullo…y que al mismo tiempo vestimos de harapos y soeces aspavientos.

Y los músicos, la gloriosa creación de sus bocas, manos, dedos, vientos y luminosas armonías nacidas en los joyeros escondidos de la inspiración.

Cuando un músico desaparece es como una estrella que se apaga. Da igual su nivel, su ortodoxia o su libertino genio. En algún momento de su vida, con su instrumento ejerció el don de la creación.

Todo esto lo escribo hoy con el corazón apesadumbrado porque se ha muerto un músico. En realidad el músico se ablandó hasta la inconsistencia hace años, pero mientras hay vida, hay músico. Y José Raja Izquierdo lo era. Trompeta de la Banda Municipal de Salamanca, de aquella Banda de los 70, 80, en la que figuraban jóvenes músicos profesionales que iniciaban carreras en los atriles y que en su mayor parte venían de tierras mediterráneas, de confines levantinos, como Rafael Collado, Mario Vercher, José Mora, Desiderio Tavira, Francisco Pastor o de tierras andaluzas, Jaén, de donde llegó a Salamanca Manuel Rico. Varios de ellos llegarían, con los años, a ser directores titulares de la Banda, cuando la Banda era considerada municipal y los músicos funcionarios, asunto éste que con las jubilaciones fue desapareciendo con los años. Hoy, la excelente Banda, que dirige quien entonces fuera flauta solista de la misma Mario Vercher Grau, se administra a través de la llamada “bolsa de trabajo”.


José Raja accedió a la Banda desde su Mazarrón murciano en el año 64 y con su trompeta dio luz a infinidad de conciertos didácticos que la Banda ofrecía en los colegios de la ciudad, a los Conciertos famosos en aquel templete de cemento que había entonces en La Alamedilla, todos los jueves y domingos. Innumerables sesiones musicales en las fiestas de los barrios salmantinos, en las fiestas grandes de la ciudad, Semana Santa, Septiembre, y todos aquellos acontecimientos oficiales que fuera menester.

Poco a poco, aquellos músicos profesionales han ido declinando por la edad y ya todos están jubilados. Hoy decimos adiós a quien fue titular del viento más brillante y las más hermosas texituras armónicas: la trompeta. Con Pepe Raja se difumina casi por completo en el tiempo la vida de una Banda de Música Municipal en nuestra ciudad que deja en el recuerdo la nostalgia de las más populares melodías.

  • Año 1985, la Banda Municipal de Salamanca en formación antes de un concierto. El tercero de pie por la derecha es José Raja Izquierdo.