Advertisement
Martes, 19 de enero de 2021

Las pernoctaciones en hoteles de la región caen un 58% en septiembre, con más de 56.000 en Salamanca 

A pesar de la caida, la provincia charra es la que suma más noches gracias a su 167 establecimientos abiertos

Salamanca mantiene el liderato del turismo en Castilla y León, a pesar de la delicada situación del sector

Los hoteles de Castilla y León computaron un total de 349.218 pernoctaciones en el mes de septiembre de 2020, un 58,73 por ciento menos que en el mismo mes del año anterior, de las que 311.135 correspondieron a residentes españoles y las 38.082 restantes fueron de extranjeros. Por su parte, la estancia media en los establecimientos hoteleros de la Comunidad alcanzó los 1,71 días, de nuevo por debajo de la media nacional (2,34 días).

En España, durante el mes de septiembre se registraron 8,11 millones de pernoctaciones en establecimientos hoteleros, un 78,4 por ciento menos. Según precisa el INE en septiembre bajó el número de establecimientos abiertos respecto a agosto al pasar de 13.008 a 12.202 y representan un 26,8 por ciento menos que en septiembre de 2019 y las plazas ofertadas alcanzan las 1.001.444, un 52,1 por ciento del total.

Según los datos de la Encuesta de Ocupación en Establecimientos Hoteleros en septiembre de 2020 hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), Castilla y León recibió en el citado mes 203.981 viajeros, un 60,78 por ciento menos, de los que 179.990 eran residentes en España y 23.991 extranjeros.

El mayor grado de ocupación en septiembre de 2020 se produjo en Soria (2,00 días y 26.190 pernoctaciones), seguida de Palencia (1,88 días y 21.290 pernoctaciones), León (1,79 días y 55.862 pernoctaciones), Segovia y Valladolid (1,73 días y 30.560 y 55.832 pernoctaciones en cada caso), Zamora (1,71 días y 21.460 noches), Ávila (1,66 días y 27.506 noches), Salamanca (1,63 días y 56.027 noches) y Burgos (1,56 días y 54.491 pernoctaciones).

En Castilla y León había 1.088 establecimientos de estas características abiertos en el pasado mes con un número de plazas estimado de 50.863 y una capacidad de empleo de 5.972 trabajadores. El grado de ocupación por plazas en septiembre fue del 22,80 por ciento mientras que el grado de ocupación de plazas por fin de semana se elevó al 28,58 por ciento.


En concreto, Castilla y León ocupó el segundo puesto por la cola en el grado de ocupación por plazas en septiembre con ese 22,80. Cantabria presenta el mayor grado de ocupación por plazas durante septiembre (36,7 por ciento) seguida de Principado de Asturias, con el 34,6 por ciento.

Por su parte, los destinos principales de los viajeros residentes en España son Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana, que presentan unas tasas anuales de variación de las pernoctaciones del -41,0 por ciento, -35,5 por ciento y -53,5 por ciento, respectivamente, y el principal destino elegido por los no residentes es Canarias, con un 21,7 por ciento del total de pernoctaciones

El mayor número de establecimientos abiertos de este tipo correspondió a León (218 y 4.844 habitaciones), seguida de Salamanca (167 y 4.534), Burgos (157 y 3.996), Valladolid (115 y 4.056), Segovia (103 y 2.358), Ávila (91 y 2.191), Soria (89 y 1.773), Zamora (87 y 1.640) y Palencia (61 y 1.405).

PRECIOS HOTELEROS

Por otro lado, en Castilla y León los precios hoteleros cayeron un 7,75 por ciento en septiembre respecto al mismo mes del año anterior, frente a un 13,36 por ciento menos para la media española. Así, el Índice de Precios Hoteleros (IPH) en Castilla y León se sitúa en un 88,61 mientras que en España este índice es del 101,04 por ciento.

Por su parte, la facturación media de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) en septiembre fue de 57,94 euros (73,31 euros en el resto del país), un 1,33 por ciento menos que en septiembre de 2019 (-22,20 por ciento en España).

Mientras tanto, el ingreso por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanzó los 16,13 euros en Castilla y León (22,45 en España) con una evolución interanual del -48,71 por ciento (-68,72 por ciento a nivel nacional).