Advertisement Advertisement
Lunes, 1 de marzo de 2021

El engendro

En esta Comunidad Autónoma en la que nos ha tocado en suerte vivir, (más que suerte es desgracia) somos demasiadas las personas que no acabamos de entender como se hizo tal mezcla sin sentido, sin rigor histórico ninguno y (si cabe) contra natura. Tenemos costumbres propias, idiosincrasia propia, somos más distintos a los castellanos que los cántabros o los riojanos  o los madrileños. Aquí en Salamanca tenemos palabras propias aceptadas por la RAE, dialectos en León y en comarcas de esta provincia, no somos más que nadie por ello, ni queremos serlo.

Después de tantos años de estar juntos a la fuerza Castellanos y Leoneses no debemos acostumbrarnos a ser los Leoneses (del Reino de León) los pobres del grupo. Es lo que nos toca estando junto a las provincias Castellanas, que desde que dejaron de ser condado y fueron reino, no han dejado de vivir a costa del resto de la península y del entonces nuevo mundo. Pero eso es historia.

Lo de ahora es más grave, desde que los poderes se han instalado en Valladolid, y la riqueza se reparte en el eje Valladolid, Palencia, Burgos y últimamente Segovia con el tren de Alta Velocidad, al resto nos dan lo que sobra y a veces ni eso.

Por la forma de ser de la gente de estas tierras, dejamos estar las cosas, nos quejamos, despotricamos contra Valladolid pero hay queda la cosa, no movemos un dedo por defender lo nuestro.

No somos reivindicativos, sabemos que la Comunidad Autónoma en la que vivimos es un engendro, se hicieron Autonomías uniprovinciales, Santander, Logroño, Madrid, que históricamente fueron de Castilla y nos metieron a nosotros en el saco. ¿Hay algún político que nos demuestre que ventaja tenemos estando junto a los castellanos?, que lo demuestre con hechos no con retórica y demagogia como en ellos es costumbre.

Centrándonos en León, (pues somos la otra mitad del nombre) ¿qué grandes industrias tenemos? ¿En qué nos favorece estar con Castilla? ¿Qué parte del reparto económico del Estado nos toca? ¿En que invierte la Junta en la región de León? ¿Vemos alguna inversión aparte de las obligadas y necesarias en nuestras tres provincias? ¿Se está haciendo algo para repoblar estas tierras? O, ¿es su riqueza la que apetece y por eso hay que dejar caer a sus gentes, para disponer de ella al antojo de los grandes capitales?

Demasiadas preguntas que me gustaría que se contestaran con hechos. Pero soy un iluso, dejaran pasar la bola como si este comentario que  coincide con el de mucha gente, no hubiera existido, ellos van subidos en la burra y como dicen en mi pueblo: échame pan y llámame perro.

Somos una de las regiones históricas cuyo escudo forma parte del de España, fuimos el germen de este país, aquí se fundó la primera universidad, la gran ruta de comunicación de la época de los romanos La Ruta de la Plata olvidada y abandonada, riqueza histórica y patrimonial casi olvidada (la Junta se olvida de La Ruta de La Plata en ciertas promociones turísticas, o de parte del Camino de Santiago)  todo el oeste marginado.

Aquí se han ensayado los primeros recortes de sanidad (recordemos el problema de Las Arribes con sus urgencias, y los recortes en la zona de Sanabria y Sayago). No hablo de independencia de ningún tipo, pido el reconocimiento histórico de una región sobre la que se fundó este país, que quiere administrar lo que le corresponde. Reduciendo al máximo los organismos necesarios para administrar a poco más de un millón de personas que habitamos estas tierras, no es de recibo que los servicios autonómicos estén duplicados en cada provincia, para justificar el acomodo de personas que no hacen nada por servir al ciudadano.

La administración cuanto más cercana este del ciudadano mejor se ocupará de él, y cuantos menos eslabones tenga la cadena mejor funcionará la maquinaria.

Se hicieron las Autonomías para descentralizar el poder y que la administración estuviera más cerca del ciudadano, ¿aquí no vale eso?

Existe un movimiento que poco a poco va buscando de forma legal la autonomía para la región leonesa para seguir haciendo grande este país, para que sus ciudadanos vivan mejor, para que los impuestos que pagan les lleguen con garantías. ¿Espabilaremos algún día?