Advertisement
Miércoles, 27 de enero de 2021

Test rápidos, PCR y antígenos: así son las pruebas de diagnóstico del Covid-19

La Junta de Castilla y León contabiliza los tres tipos principales como válidos para los datos diarios
Una prueba PCR en un cribado realizado en la provincia de Salamanca - Kiko Robles

Pese a que la prueba PCR es la que más se ha popularizado en los últimos meses de pandemia y es actualmente el principal sistema de detección de Covid-19 en la población. Existen más métodos de diagnóstico de esta enfermedad. La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León comenzó haciendo tests rápidos en el inicio de la pandemia. Más tarde, las PCR fueron desplazándolos debido a su mayor eficacia. Finalmente, los nuevos tests de antígenos se han sumado como tests válidos. La Junta agrupa los dos últimos métodos como las PDIA, pruebas de Diagnósitco de Infección Activa, que sirven para notificar cada día la evolución de la enfermedad en la región.

TEST RÁPIDOS: Son test serológicos, rápidos y baratos y se realizan mediante una muestra de sangre. Su función es detectar los anticuerpos generados a partir de la respuesta inmunológica generada con una muestra de sangre. Esta prueba no sirve para una fase inicial, ya que no detecta el virus, pero gracias a ella se podrá calcular qué parte de la población ha superado la enfermedad y cuál es susceptible de ser contagiada.

TEST PCR: Conocida como la prueba de reacción en cadena de la poliomerasa (PCR), esta prueba está considerada como la más fiable y la prioritaria por las autoridades sanitarias en España ya que tiene una fiabilidad superior al 90%. La prueba detecta la presencia del virus desde el inicio de la infección mediante una muestra extraída de nariz o faringe del paciente. La desventaja, además de ser más caras que los test rápidos, es que se debe realizar en un laboratorio y los resultados tardan en llegar entre 3 y 6 horas, aunque debido a la alta demanda, en provincias como Salamanca el diagnóstico puede tardar varios días.


TEST ANTÍGENOS: Los test rápidos, también conocidos como test rápidos de antígeno, son pruebas de diagnóstico rápido que se realizan a través de una muestra de mucosa y puede identificar la proteína del virus. Al principio de la pandemia se ganaron la fama de ser poco fiables y de servir únicamente como complemento a las pruebas PCR. Sin embargo, recientemente han aparecido unos nuevos tests de este tipo que han mejorado notablemente su fiabilidad, similar a las pruebas PCR. Su fabricante, Abbott, anuncia una sensibilidad del 93,3% y especificidad (que no se confunda con otros virus parecidos) del 99,4%. Y es más sensible aún si la muestra se toma en los primeros cinco días con síntomas.