Advertisement
Domingo, 17 de enero de 2021

La demanda actual de pruebas PCR en el hospital se sitúa al 60 % de su capacidad total

Actualmente se están realizando unas 1.200 pruebas cada día del total de 2.000 que se pueden efectuar
Nuevo robot Abbott de diagnóstico que realiza 800 pruebas diarias - Hospital de Salamanca

El Complejo Hospitalario de Salamanca ha mejorado notablemente su capacidad de realizar pruebas de diagnósico del Covid-19. Tras la llegada del nuevo robot Abbott, que estuvo por fin operativo el pasado lunes, 19 de octubre, la capacidad aumentó en 800 pruebas al día. Se trata de una máquina procedente de Estados Unidos y que se realizó por encargo. 

Según fuentes del propio hospital, se podrían llegar a realizar en torno a 2.000 pruebas diarias, sumando los dos robots existentes y otros equipos semiautomáticos. Actualmente se están realizando unos 1.200 tests cada día, lo que sitúa la demanda actual en torno a 60 %. El margen restante es el colchón de seguridad que posee el complejo para absorber posibles aumentos en el caso de que empeore la incidencia en los próximos días. Para operar los diferentes equipos de detección, el departamento de Microbiología del Hospital tiene empleados actualmente a 17 técnicos. Según fuentes


Pese al gran aumento de capacidad, el número de pruebas podría ser mayor en toda la Comunidad. La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, reconoció hace tres días que no está "contenta" con la cantidad de pruebas de detección de infección activa --PCR y Antígenos de 2ª generación-- que se realizan actualmente, por lo que ha pedido a los gerentes que incrementen el ritmo, si es posible.

A finales del pasado mes de agosto se produjo una escasez generalizada de reactivos necesarios para realizar las pruebas PCR. La empresa Roche Diagnostics señaló que la alta demanda produjo la escasez de existencias. Para evitar una situación en el futuro, en el complejo hospitalario de Salamanca se utilizan ahora reactivos de dos empresas diferentes, la anterior Roche y ahora también de la firma Abbott para el nuevo robot de diagnóstico, lo que evita la dependencia de una sola de ellas para continuar realizando pruebas.