Martes, 24 de noviembre de 2020

Salamanca tendrá una lonja para mercados hortofrutícolas, artesanales, ferias gastronómicas y exposiciones

Con un presupuesto base de licitación de 741.000 euros y un plazo de ejecución de nueve meses, dentro del gran parque en el entorno de la ribera del río Tormes

Recreación de la nueva lonja que tendrá Salamanca

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha presentado hoy el proyecto para la construcción de una lonja agroalimentaria junto a los más de 600 huertos urbanos ecológicos que el Ayuntamiento construye en Salas Bajas, entre los barrios Chamberí y Tejares, dentro de un gran parque de más de 100.000 metros cuadrados en el entorno de la ribera del río Tormes.

Con un presupuesto base de licitación de 741.008,48 euros y un plazo de ejecución de nueve meses, esta iniciativa se enmarca en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Intregrado (EDUSI) Tormes+, que en total cuenta con un presupuesto en torno a 20 millones de euros, cofinanciados por los fondos FEDER y el Ayuntamiento de Salamanca, gracias a la política de cohesión de la Unión Europea.

García Carbayo destacó que la futura lonja es un ejemplo más de las políticas medioambientales del Ayuntamiento para hacer de Salamanca una ciudad a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático, incrementando los espacios verdes y saludables. A su vez, enlazará con los nuevos corredores verdes y las pasarelas peatonales y ciclistas sobre el río para fomentar la movilidad sostenible y acercar a los barrios trastormesinos hasta el centro de la ciudad.

Esta zona será uno de los mayores “pulmones verdes”, adelantándose al nuevo modelo de ciudad que se demanda con motivo de la pandemia de Covid-19. Así lo recoge también Savia Red Verde Salamanca, siendo la primera Ciudad Patrimonio de la Humanidad con una estrategia de esta envergadura para introducir la naturaleza en el entorno urbano y cohesionar los barrios.

La futura lonja, con un superficie útil de casi 900 metros cuadrados, con accesibilidad universal y cognitiva, permitirá el conocimiento e intercambio de productos, pero también, con un carácter totalmente versátil, la realización de otras actuaciones culturales y sociales como un mercado hortofrutícola, mercado artesanal, ferias gastronómicas o exposiciones.

Edificio polivalente y energéticamente eficiente

Será un edificio con climatización y sistemas de energías renovables, preferentemente fotovoltaicas, para conseguir que sean autosuficientes y que la demanda externa de energía se reduzca prácticamente a cero. Además, en su construcción se emplearán materiales reciclables, ecosostenibles y de baja transmisión térmica. Todas las fachadas de la lonja serán una combinación de muros verdes de hiedra y ventanales para propiciar un mayor ahorro energético, siguiendo las directrices de Savia Red Verde Salamanca y dentro del compromiso municipal por el respeto al medio ambiente.


La planta baja, con una superficie útil de 677 metros cuadrados, será un espacio diáfano polivalente, con distribución lineal de dos bandas de 20 puestos de exposición. También contará con aseos públicos, cuartos de instalaciones y un almacén general.

Por su parte, la planta alta, con una superficie útil de 169 metros cuadrados, dispondrá de un espacio complementario con 8 puestos de exposición y 4 de trabajo y preparación, con salida a una terraza exterior. Para aumentar su polivalencia, cuenta con un graderío fijo sobre el espacio inferior, que se podrá completar con la instalación de una grada móvil. La comunicación entre ambas plantas se realizará por una escalera lateral, además de un ascensor para personas con discapacidad o movilidad reducida.

Espacio gastronómico para fomentar la formación laboral y zonas de ocio

El proyecto incluye en la planta baja un espacio gastronómico donde se fomentará la formación laboral en hostelería. En el exterior habrá una terraza que dispondrá de lonas para proporcionar sombra durante el verano y proteger a los usuarios de las inclemencias meteorológicas durante otras épocas del año. A mayores, el exterior contará con una zona verde con 300 metros cuadrados de césped y 80 ejemplares de especies arbustivas.

El proyecto de construcción de una lonja se completará con otro de zonas comunes, con la finalidad de que los ciudadanos puedan disfrutar de nuevos equipamientos. Además, complementando la oferta de atracción hacia el río y sus riberas, se pondrá a disposición de los vecinos una superficie con juegos infantiles y espacios de ocio.