Martes, 24 de noviembre de 2020

El PIB de Castilla y León bajará entre el 10,7 y el 12,8% y el empleo entre el 4,0 y el 5,9%

Este estudio situaría la tasa de paro en el 14,4 por ciento o en el 15,0 por ciento en un escenario menos favorable

Unicaja Banco recuerda que en el segundo trimestre de 2020 el PIB de la región ha disminuido un 15,2 por ciento con respecto al trimestre anterior

Unicaja Banco ha estimado que el descenso del Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León en 2020 rondará entre el 10,7 por ciento y el 12,8 por ciento mientras que el empleo podría disminuir entre un 4,0 por ciento y un 5,9 por ciento lo que situaría la tasa de paro en el 14,4 por ciento --15,0 por ciento en un escenario menos favorable--.

No obstante, las estimaciones de Unicaja Banco para 2021 apuntan a un crecimiento del PIB regional que oscilará entre un 6,4 por ciento en el conjunto del año en un escenario más favorable y entre un 5,6 por ciento en un escenario más desfavorable. Asimismo, se prevé un aumento del empleo superior al 1,5 por ciento en el promedio anual por lo que la tasa de paro rondará entre el 14,2 por ciento y el 15,0 por ciento.

Así consta en el informe trimestral número 23 de las 'Previsiones Económicas de Castilla y León' elaborado por la sociedad de estudios del Grupo Unicaja Banco, Analistas Económicos de Andalucía que evidencia que la incertidumbre continúa siendo elevada y que la evolución de la actividad económica se encuentra "muy condicionada" por la evolución de la pandemia del COVID-19 y las medidas de contención.

"Estas perspectivas económicas, elaboradas en un contexto de elevada incertidumbre, se encuentran muy condicionadas por la evolución de la pandemia y las medidas de contención que se adopten", explican los analistas en este informe.


Unicaja Banco recuerda asimismo que, según los últimos datos de la Contabilidad Regional Trimestral de Castilla y León, en el segundo trimestre de 2020 el PIB ha disminuido un 15,2 por ciento con respecto al trimestre anterior lo que supone una variación del -18,8 por ciento en términos interanuales.

La demanda interna restó 18,0 puntos porcentuales al crecimiento al registrarse un "fuerte descenso" tanto del consumo de los hogares como de la inversión (-20,0 por ciento y -27,8 por ciento, respectivamente). Asimismo, el sector exterior ha restado 0,8 puntos al crecimiento, con un mayor descenso de las exportaciones (-11,8 por ciento) que de las importaciones (-10,0 por ciento).

Desde la perspectiva de la oferta, en términos interanuales se ha producido un descenso del Valor Añadido Bruto (VAB) en la mayor parte de las ramas productivas, exceptuando el sector primario (7,7 por ciento) y los servicios no de mercado (1,7 por ciento). Destacan las caídas registradas en la construcción, la industria manufacturera y los servicios de mercado, cercanas al 25 por ciento.