Sábado, 28 de noviembre de 2020

Médicos salmantinos aseguran estar “muy cansados, tanto física como mentalmente, y la cosa va a peor”

Con el lema ‘Salvemos la sanidad’ protestan por el Real Decreto que permite contratar profesionales sin especialidad

Médicos del Complejo Asistencial de Salamanca protestan por el decreto que permite la contratación de facultativos sin especialidad. Foto de Lydia González

Médicos del Complejo Asistencial de Salamanca se han concentrado esta mañana ante el Clínico y frente a la Gerencia de Atención Primaria, en la calle Arapiles, tras la convocatoria del sindicato CESM, para pedir la retirada del Real Decreto Ley 29/2020, que permite la contratación de facultativos sin especialidad.

Angel Asensio Bajo, presidente de CESM Salamanca, aseguraba que “es un decreto que vulnera todo el sistema sanitario porque permite que gente sin aprobar el MIR pueda ejercer de médico de familia, consideramos que este Real Decreto no viene a resolver los problemas de la sanidad”.

“Hemos declarado la huelga como un día como toque de atención, los profesionales estamos muy cansados, tanto física como mentalmente, y estamos volviendo a la situación de marzo, cada día un poco peor, con los hospitales llenos, compañeros ingresados y la cosa va a peor”, añadía, al tiempo que lamentaba las imposiciones, sin diálogo, por parte del Gobierno central que “no nos dejan otra salida que la huelga”.

Movilización nacional

CESM lamenta que en los más de siete meses de pandemia "no se ha aplicado ninguna medida para corregir este problema estructural, sino que se han ido adoptando parches momentáneos a costa de la asistencia sanitaria que no sea COVID-19 y de la salud y seguridad de los profesionales".

De hecho, este martes, representantes de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) acudían a la sede del Ministerio de Sanidad para entregar una nueva carta pidiendo una reunión con el ministro de Sanidad, Salvador Illa.


Según el sindicato, este es "un último intento" para evitar la huelga a nivel nacional que desde CESM se ha convocado para el próximo 27 de octubre y que tendrá lugar los últimos martes de cada mes para pedir un calendario de negociaciones sobre reivindicaciones clave para la profesión.

"Estamos aquí intentando quemar el último cartucho para evitar la huelga. Seguimos pidiendo una interlocución al Ministerio para empezar a dialogar y establecer un calendario de trabajo, para no vernos forzados a que se ejecute la huelga", ha comentado a los medios de comunicación su secretario general, Gabriel del Pozo.

Según el representante sindical, el motivo fundamental de la huelga es reclamar la reitra del Real Decreto, así como "dotar al sistema sanitario para que vuelva a tener el vigor que tenía en su momento y se pueda dar la respuesta que necesitan los ciudadanos".

El sindicato de médicos lamenta que la única solución que ofrece el Estado es "contratar enfermeros para hacer de médicos, contratar a no especialistas para hacer tareas de éstos, reconocimiento exprés de títulos de especialista obtenidos en países extracomunitarios y obligar a los especialistas a realizar funciones de especialidades que no les son propias".

"Es decir, el desmantelamiento del sistema público de salud, laminando el régimen de especialidades médicas, legalizando el intrusismo profesional y degradando fatalmente la calidad de la asistencia sanitaria de la población", argumentan.

Fotos de Lydia González

  • Angel Asensio Bajo, presidente de CESM Salamanca