Martes, 24 de noviembre de 2020

La odisea de Unionistas al disputar su eliminatoria de Copa RFEF en Melilla: triple viaje para llegar al partido

La expedición blanquinegra tuvo un desplazamiento muy movido al norte de África y dio la cara ante un buen equipo en el Álvarez Claro
Varios jugadores de Unionistas esperan a su vuelo, en el aeropuerto de Melilla / Unionistas CF

Hay partidos que no son iguales por muchas razones y Unionistas lo vivió en sus propias carnes este pasado miércoles, ya que los de Hernán Pérez vivieron una auténtica odisea para disputar su partido de octavos de final de la Copa Federación al tener que realizar un triple viaje para llegar a su destino: Salamanca – Madrid, en bus; Madrid – Málaga y Málaga – Melilla, en avión. 

De este modo, la expedición blanquinegra tuvo un desplazamiento muy movido al norte de África y dio la cara ante un buen equipo en el Álvarez Claro, feudo al que llegó tan solo dos horas antes de que arrancase el encuentro del torneo del KO, por lo que los del fútbol popular tuvieron que aclimatarse rápido al lugar. Pese a todos los esfuerzos durante los 120 minutos de tiempo reglamentario y prórroga, Unionistas cayó en la tanda tras los fallos de Viana, Garay y Acosta.


Tras ello, los del Reina Sofía se marcharon al hotel y este jueves por la mañana tendrán que realizar el mismo recorrido, pero a la inversa. Y todo ello antes de realizar otra larga excursión a Pontevedra el fin de semana. En definitiva, se trata de una de las aventuras más agotadoras que haya vivido el primer equipo del club charro en su historia. Demasiados kilómetros en muy poco tiempo