Advertisement
Martes, 19 de enero de 2021

Las residencias del Grupo Mondeilex, firmes frente al Covid

Sus centros ubicados en Montejo, Boada y Retortillo resisten frente a la pandemia gracias a una rápida respuesta y numerosas medidas de precaución

El nuevo coronavirus ha supuesto todo un mazazo a la sociedad mundial, especialmente para los mayores, el colectivo de riesgo que mas está sufriendo sus efectos. Las residencias y centros de mayores son  los lugares más delicados frente a la enfermedad y en algunos casos están consiguiendo resistir frente a la crisis sin casos positivos y con grandes esperanzas para el futuro.

Es el caso de las residencias del Grupo Mondeilex, ubicadas en las localidades de Montejo, Boada y Retortillo, suman un total de 56 mayores residentes y ni un solo mayor infectado por coronavirus. Un resultado gracias a la previsión y el extremo cuidado de los trabajadores y la moral de unos mayores que viven estos dramáticos momentos con buen humor y la cabeza muy alta.

Previsión ante la crisis

El principal paso para resisitir ante la enfermedad fue la previsión. Según las directoras de los centros, Soraya Losada y Diva Baduy, las indicaciones que se recibieron de las autoridades antes del estado de alarma fueron bastante reducidas. “Nos dieron algunas directrices a seguir, pero nosotros, viendo la situación en otros países decidimos prepararnos mejor y adquirimos a través de internet todo tipo de material de protección. Para el 11 de marzo ya estábamos bastante bien equipados”.  A partir de ese día los tres centros se cerraron por completo al público, para evitar la exposición de los mayores al virus.

Colaboración externa

Una vez comenzó el estado de alarma, todo se llevó de manera muy ordenada. Los centros recibieron constante información por parte de la Gerencia de Asuntos Sociales, tanto consejos y directrices de seguridad como apoyo sanitario telefónico diario, y no solo sobre problemas como el Covid-19, sino también cualquier tipo de patología que pudieran desarrollar los mayores.


No ha faltado la ayuda que se ha ido recibiendo de manera constante durante toda la cuarentena. Para empezar, la ayuda recibida por parte de los correspondientes ayuntamientos, desde el principio han ofrecido su ayuda a los centros para cualquier carencia que pudieran tener.

Tampoco ha faltado la presencia de profesionales como el Ejército Español y los bomberos, que han acudido en numerosas ocasiones a desinfectar la zona exterior de los centros.

“Siempre han estado muy atentos, como por ejemplo la Guardia Civil, que nos pregunta con frecuencia si tenemos combustible para la calefacción o recibimos los suministros de comida con normalidad”, indica la directora.

Residentes y trabajadores

Esto ha sido el resultado de un trabajo de equipo muy grande, afirma Soraya Losada, “Desde el primer momento supimos que teníamos que mantener unas medidas de higiene y seguridad muy estrictas. Lo importante es hacerlo, ser meticulosos. Tomamos la temperatura a los mayores de manera constante, en torno a cuatro veces cada día, para poder detectar si alguno tiene síntomas y en su caso aislarlo del resto. Sin embargo, y gracias a todas estas medidas, estamos tranquilos porque a día de hoy no tenemos ni un solo caso positivo”.

En total trabajan 26 profesionales repartidos entre los tres centros del Grupo Mondeilex. Teniendo presente la importancia del trabajo en equipo, la implicación de los trabajadores con las medidas de seguridad e higiene, la constancia y dedicación y un único objetivo: llegar hasta el final con los abuelos sanos y a salvo.