Miércoles, 28 de octubre de 2020

Frente de estudiantes: “Hay irresponsables, pero son minoría. Es fácil culpar a todo el alumnado”

Diversas asociaciones de alumnos de la Universidad de Salamanca protestan por la criminalización que sufren estos días
Alumnos de la USAL frente al campus de Medicina - Archivo

Tras los últimos acontecimientos sufridos con los alumnos en la Universidad de Salamanca, que han incluido la expulsión cautelar de varios grupos de alumnos por no respetar las normas contra el coronavirus, varias asociaciones estudiantiles han protestado por la situación. Tanto por la criminalización que sufren, ya que la gran mayoría de alumnos se porta bien, mientras que reclaman más y mejores medidas de seguridad en las aulas, tanto a nivel de seguridad ante el Covid-19, como desde el punto de vista educativo.

El Frente de Estudiantes es uno de los colectivos que ha publicado un comunicado en el que piden a la población que no les traten a todos por igual. “Hace ya unos días los titulares de la ciudad de Salamanca se han llenado con noticias sobre la expulsión cautelar durante 15 días de 111 alumnos de nuestra universidad. El motivo de estas expulsiones se debe a la organización de fiestas, novatadas y botellones, cuya prohibición fue previamente anunciada por la Universidad de Salamanca, ya que ponen en riesgo de la salud de la comunidad universitaria y quienes conviven con sus miembros.  Esta medida tan drástica hace que nos demos cuenta de la gravedad de la situación y hace tomar una postura de seriedad ante la grave situación a la Universidad de Salamanca. Hay que condenar que se tengan actitudes que atenten contra la salud pública, pero tampoco hay que culpar al alumnado, ya que la gran mayoría de los estudiantes está intentando cumplir con las medidas sanitarias establecidas respetando la distancia social, llevando mascarilla, limpiando sus mesas en el aula, etc.”.

También señalan que: “La vuelta a las aulas no es totalmente segura y no solamente debido a la irresponsabilidad de algunos alumnos. A la espera de que empiecen muchas de nuestras clases encontramos grandes aglomeraciones de alumnos de diferentes grados y cursos que esperan para comenzar sus lecciones, por ello el distanciamiento social es muy difícil de mantener”. Haciendo alusión a lo que se puede vivir en aularios como el de San Isidro e incluso la biblioteca de Santa María de los Ángeles, donde no hay personal suficiente para garantizar la distancia de seguridad.

También señalan a los bares y cafeterías cercanos a las facultades como un posible problema: “En estos lugares tampoco hay una limpieza óptima y los alumnos se aglomeran a la hora de pedir su comida. No obstante, realmente son los dueños hosteleros salmantinos quienes están llevando al límite el no cumplimiento de las normativas sanitarias para la prevención de la Covid 19”.

El comunicado íntegro del Frente de Estudiantes se puede leer a continuación: