Lunes, 26 de octubre de 2020

La herencia

352

La monarquía está basada en la familia. Es institución hereditaria. No admite mayores méritos ni consiente menores deméritos. Has nacido, ¡qué suerte! Punto.

Que digo yo, pero es sólo un decir, que siendo así, se podría exigir ejemplaridad en la familia. Ese virtuosismo que no otorga un abuelo (inimputable) a la fuga, un tío entre rejas y varios parientes más bordeando la raya de lo admisible. Que no termina de entender uno, que la emérita desconociera los entresijos fraudulentos de su esposo, o que la hermana de su padre no se enterara de cuanto hacía el duque.

La monarquía está basada en la familia. En España, en esa familia. Dejadme, pues, que yo prefiera sistemas que nazcan de la inteligencia, de la igualdad, del consenso, del pláceme del pueblo.