Martes, 20 de octubre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

El Cementerio sólo podrá acoger a un máximo de 200 personas a la vez el Día de Todos los Santos

Las visitas podrán ser de un máximo de media hora, estableciéndose una única puerta de entrada y otra de salida

La pandemia del coronavirus también afectará de lleno al Día de Todos los Santos, jornada en la que miles de personas se acercan al Cementerio de Ciudad Rodrigo para visitar a sus seres queridos ya fallecidos. Este año, esas visitas del 1 de noviembre serán limitadas, con el objetivo de evitar aglomeraciones en el interior del recinto.

Con esa misma finalidad, desde este mismo viernes 16 de octubre y hasta el lunes 2 de noviembre el Cementerio amplía su horario de apertura, para que los mirobrigenses que quieran llevar flores a las tumbas o nichos de sus seres queridos, lo “vayan preparando”, en vez de dejarlo para el día 1, según señala el Administrador de lugar, Chuchi Caridad. De este modo, desde este viernes se puede acudir al camposanto de 8.00 a 18.00 horas, abriendo una hora más pronto y cerrando una hora más tarde del que es su horario habitual de octubre a marzo (de 9.00 a 17.00 horas).

El Día de Todos los Santos, el Cementerio tendrá el mismo horario, de 8.00 a 18.00 horas, pero esa jornada habrá un límite de aforo, pudiendo acoger a un máximo de 200 personas al mismo tiempo. Para controlarlo, se establecerá una única puerta de entrada y otra de salida, por las que deberán pasar de forma obligatoria todos los que acudan. En caso de que se alcance la cifra de 200 personas dentro, tocará hacer cola hasta que salgan algunas personas.

El 1 de noviembre no sólo estará limitada la capacidad, sino también el tiempo de visita: cada persona sólo podrá estar un máximo de 30 minutos en el interior, sin posibilidad de quedarse toda la jornada como hacían algunas personas en años anteriores. En este mismo sentido, no se podrá acceder al recinto con sillas plegables u objetos similares para sentarse. Las entradas, las salidas y las estancias serán controladas por personal del Ayuntamiento.

En palabras tanto de Chuchi Caridad como del delegado del Cementerio, Ramón Sastre, se va a hacer “un esfuerzo muy grande” para abrir el 1 de noviembre: “lo fácil sería cerrar, pero se va a hacer un esfuerzo entre todos”, porque además hay personas que han fallecido a causa de la pandemia cuyos familiares querrán acudir a visitarles ese día, según explicó Chuchi Caridad. Ramón Sastre espera que la gente aproveche el horario ampliado en estas semanas previas y “venga pausadamente, teniendo un poco de civismo”, para evitar aglomeraciones el día 1.

Todos aquellos que no acudan habitualmente al Cementerio y sólo lo hagan en estas fechas, tendrán la oportunidad de comprobar la mejora de la superficie de la vía que pasa justo por delante del camposanto. Según recordó Ramón Sastre, “nos comprometimos a hacerlo porque estaba en muy mal estado”, y de momento ya se ha asfaltado un tramo del camino, quedando pendiente otro.

Dentro del Cementerio, también ha habido algunas actuaciones durante estos últimos meses, como por ejemplo el reparto de filler por las calles de tierra del recinto, principalmente en el Cementerio Histórico, donde se han tapado los nichos que estaban vacíos y abiertos. En estos momentos, se tiene contabilizado el enterramiento de 14.547 personas desde el año 1900 en el Cementerio de Ciudad Rodrigo, quedando 208 nichos y 80 columbarios libres, mientras que en lo referente a sepulturas, no hay libres, pero se pueden alquilar por 5 o 10 años.