Viernes, 30 de octubre de 2020

Yo no puedo…

¿Vamos a aceptar también que el Gobierno de PSOE y Podemos liquide la independencia del poder judicial, que es el oxigeno de un estado de derecho?

Esta pregunta está desde hoy sobre la mesa, con el insólito anuncio –inconcebible hace solo unos años– de que dos partidos de izquierda, que mandan en el Gobierno con menos apoyos de nuestra democracia, se proponen modificar la ley orgánica que regula el nombramiento de los representantes de los jueces para plegarlo al PSOE. Patada en la espinilla a la Constitución. Sánchez, el hombre que ya dijo en su día sin ambages que él mandaba en la Fiscalía General, se propone ahora liquidar el último incordio para su plan de imperio perenne del progresismo (Luis ventoso)

El Sanchismo ha fagocitado al PSOE, solo hay que mirar a sus representantes, todos bailan el mismo pasodoble en la misma cuerda, los que lo defendieron cuando fue defenestrado y los contaminados por el nacionalismo golpista e independentista, vascos, navarros y catalanes. Sánchez ha dado un Golpe en su partido y ahora lo quiere dar en España.

Todos  saldremos perdiendo los de derechas y los de izquierdas, los únicos que ganaran serán los independentistas y filoterroristas.

Si fuera socialista, que no lo soy, si fuera diputado o senador socialista que no lo soy, echaría a Sánchez del poder por su propio bien, ellos pueden yo no puedo. Hablan, se dedican a cháchara tertuliana bien engrasados por Pedro. Olvidan que cuando el dictador tenga asegurado el poder absoluto, no tendrá clemencia ni contemplación, incluso, con aquellos que arrimaron el hombro para conseguirlo. ¿Acaso creen que prescindirá de ejercer su autoritarismo sobre Cataluña o el País Vasco como premio a su apoyo?

¡Que.... desastre! El maldito covid no es nada comparado con lo que se vislumbra ¡POBRE ESPAÑA!