Sábado, 31 de octubre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

El Salamanca CF UDS B le remonta al Ciudad Rodrigo en el regreso tras 7 meses del público al campo

Los mirobrigenses se adelantaron en el 3’, pero los visitantes le dieron la vuelta, empezando con un gol de lo más polémico

Siete meses y dos días después de la última vez, el Francisco Mateos de Ciudad Rodrigo volvió a albergar público en la tarde del sábado, en el 8º encuentro de pretemporada del equipo Senior del Ciudad Rodrigo CF, en el cual se midieron al filial del Salamanca CF UDS, quién está ultimando su preparación para comenzar la semana que viene la competición liguera, mientras que el conjunto mirobrigense sigue sin una fecha definida en el horizonte (y no hay que olvidar que en teoría se avisará de la fecha de inicio liguero con 1 mes de antelación).

En honor a la verdad, hay que apuntar que desde aquel lejano 8 de marzo frente al Ribert, el Francisco Mateos sólo había acogido un partido (en septiembre, frente al Guijuelo), mientras que el Ciudad Rodrigo ya había jugado en dos ocasiones ‘ante su público’, en los dos encuentros de pretemporada jugados en La Muge (ante el Juvenil de la UD Santa Marta y la UD Serrana), donde se pudo seguir la acción desde el vallado exterior.

Este estreno oficial del Ciudad Rodrigo ante su público no pudo ser más formal por culpa del coronavirus: con nuevas gradas para que pudiera haber más público sentado (ya que hay que mantener las distancias), con marcas en las bandas para señalar los espacios de colocación, y con voluntarios para guiar al público, que se movió lo menos posible en el descanso, sin poder salir del recinto (tampoco estaba abierto el bar).

Lo más positivo del regreso (además de la ‘vuelta a la vida’ del marcador tras haber funcionado sólo partido y medio desde que se colocó en diciembre) fue el estreno de la nueva grada de animación de los mirobrigenses, denominada Orgullo Farinato, que se situó a escasos metros de la portería más cercana a la entrada al campo, observando de primera mano el primer gol de la tarde cuando apenas se llevaban tres minutos de juego.

 

ASÍ FUE EL PARTIDO

Ese madrugador gol corrió a cargo del Ciudad Rodrigo: Alberto Martín robó el balón, metió un pase profundo a Javi Moríñigo, quién hizo un centro-chut desde la izquierda que despejó el portero, cayendo el balón a la zona del punto de penalty, donde lo enganchó Pablo López para poner por delante a los suyos.

Con ventaja para el marcador, el Ciudad Rodrigo estuvo cómodo en el tramo siguiente, aunque según fue avanzando el período se vio más asentado al filial del Salamanca CF UDS, que fue asumiendo más posesión, mientras escaseaban muchísimo las intentonas de gol. Por parte mirobrigense, se puede destacar un balón en el 25’ que le llegó desde atrás a Lafu, quién tras regatear, cedió el balón en el área a Alberto Martín, quién no pudo golpear con precisión perdiéndose el balón fuera.

El 1-1 llegó con toda la polémica del mundo. Los visitantes enviaron el balón hasta el fondo de la red mirobrigense en el 34’, en una acción en la que Nico López se plantó en el área y le cruzó el balón a Pepo. Al ver que el línea tenía levantado el banderín (para indicar el fuera de juego del jugador), todo el Ciudad Rodrigo ‘respiró’, pero el árbitro dio la sorpresa: anuló la señalización de su auxiliar, y dio el gol por válido. Evidentemente, los mirobrigenses le rodearon para protestarle, mientras el colegiado le hacía un gesto a distancia a su compañero de terna para que bajase el banderín, no acercándose siquiera a hablar con él.

Esa acción descentró al Ciudad Rodrigo, lo que permitió al filial del Salamanca CF UDS generar mucho peligro en los compases finales del primer tiempo: Pablo cortó a córner un pase muy peligroso en el área, un disparo desde la medialuna se fue rozando el larguero, y justo antes del descanso, Pepo tuvo que hacer una enorme palomita para mandar a córner un fuerte disparo desde la frontal. En el saque de esquina, al Ciudad Rodrigo se le apareció la Virgen: dos jugadores visitantes se molestaron entre ellos a la hora de rematar, mandando el balón fuera cuando estaban en una óptima posición para marcar.

El Ciudad Rodrigo empezó la segunda parte mirando arriba, con dos intentonas en apenas 4 minutos de Alberto García (un saque de falta que atrapó el portero y un disparo desde el borde del área que se marchó), pero a partir de ahí los mirobrigenses entraron en un desierto ofensivo: aunque seguían combinando bastante y llegaban arriba, costaba un mundo tirar.

Los visitantes tampoco estaban esplendorosos arriba, presentándose en el área rival muy de vez en cuando, de tal modo que hasta el 64’ no hicieron su primer tiro de este período (previamente se puede destacar sobre todo una llegada que desbarató Rober), pero acabó en gol. Fue en una jugada bien trenzada, que Denilson remató dentro del área, abriéndose el balón camino hacia el fondo de la portería.

Quedaba mucho partido, pero el Ciudad Rodrigo lo probó muy poco. De hecho, en todo lo que restaba solo hubo dos opciones verdaderamente claras. En el 73’, Adolfo disparó desde la frontal como segunda opción tras un córner, botando el balón y yendo bastante picado hacia el portero, que lo despejó apurado por arriba; y en el 75’, Alberto Martín (acribillado a faltas durante todo el partido), hizo otra fuerte intentona desde el borde del área, que despejó el guardameta a córner antes de que probablemente se estrellase en el palo izquierdo.

Desde ahí hasta el final, el Ciudad Rodrigo apenas tuvo peligro, al menos real, de tal modo que estuvo más cerca el 1-3, en una contra clara de los visitantes donde un jugador ni siquiera pudo rematar lo que parecía un claro pase de la muerte. El crono fue descontando minutos, y pese al largo descuento dado por el colegiado (casi 6 minutos), no hubo manera para el Ciudad Rodrigo, viviéndose buena parte de los últimos minutos en campo mirobrigense.

/ZONA MIXTA/

Para el técnico mirobrigense Aris Marcos, “el resultado queda para mí en un segundo plano, hemos tenido varias ocasiones, hemos jugado bien”, mostrándose crítico con el trío arbitral, aunque sin llegar a decirlo: “prefiero contenerme de lo que pienso”. Aris Marcos indica que “hemos intentado por todos los medios empatar, pero fue imposible, no quiso entrar el balón”.

El técnico se queda “con las cosas positivas que ha realizado el equipo y también con las menos positivas porque nos ayudan a mejorar”. En este sentido, se muestra “feliz por la actitud y por el juego de los jugadores, y por el gran trabajo realizado por la junta directiva y colaboradores, y muy contento de ver a nuestra afición”.

Asimismo, manifestó que “quiero que la gente de fuera se dé cuenta que la pretemporada es muy exigente con equipos de 2ªB y Tercera, y damos la cara; obviamente claro que tenemos un bonito equipo, pero somos de Regional de Aficionados y eso es así”. Por último, felicitó al Salamanca CF UDS B, “un equipo serio y sólido; la verdad que me han gustado mucho”.