Viernes, 30 de octubre de 2020

El Centro de Recepción y Encuentro de Visitantes.

Panorámica de la zona de andenes para los autobuses visitantes. Si se hace según el proyecto, entran desde la izquierda y salen por la calle del Barquillo, al fondo a la derecha. El carril bici ahora va pegado a la entrada del Museo de Automoción.

Casi finalizando la temporada veraniega acabó la obra, según su memoria, para “la ordenación de una zona de la ciudad para Centro de Recepción y Encuentro de Visitantes”, la Plaza del Mercado Viejo; “la Urbanización de todos los espacios necesarios para el funcionamiento de los autobuses y vehículos”. Claro que este año, por desgracia, apenas ha venido nadie y no me consta su estreno por alguno de los raros autocares vistos por Salamanca. Quizás la falta de señalización indicando su existencia, y llevando hasta allí, ayude.

Plano de la actuación, procedente de la Memoria del proyecto. El resultado final tiene varios cambios. Desaparece la mini rotonda de abajo a la derecha y la calzada que le sigue no solo gira hacia Santa María la Blanca, se mantiene hasta Rector Esperabé.

Tras la urbanización todo el espacio queda al mismo nivel, diferenciando con colores la calzada de las aceras. Con ello se facilita la limitación del tráfico solo para residentes entre la Avenida de la Paz y la Iglesia de Santiago. Para el turismo la parada de los vehículos será transitoria. La memoria afirmaba, y me consta, que se comprobó la viabilidad para la circulación de autobuses, pero mantengo mis dudas sobre la estrecha calle del Barquillo. Por supuesto han eliminado varios árboles molestos, nada de trasladarlos a alguna de las abundantes zonas sin sombras de esta ciudad. Y con las nuevas plantaciones no corre el riesgo de convertirse en una selva precisamente.

Calle del Teso de San Nicolás. Se aprecia como la calzada llega hasta Rector Esperabé, con una isleta en el medio.

Durante el transcurso de la obra se han modificado cosas. La más importante, quizás, es dar continuidad a la calzada desde la calle Santa Brígida hasta Rector Esperabé, manteniendo el itinerario anterior. Con esto los vehículos circulan como si nada hubiera cambiado, quizás no reparan en las señales limitadoras del acceso. Y ha desaparecido la mini rotonda prevista al final de Santa Brígida junto al Museo de Automoción. Pero a nadie se le ha ocurrido lo útil que sería contar con alguna zona cubierta para resguardarse de la lluvia o el sol en posibles esperas al acceder a los autocares.

Solución al paso que une la parada de vehículos en la Plaza del Mercado Viejo con la Casa Lis, camino hacia la Fonda de Veracruz.

Algo interesante era “Con la idea de unir también la cuesta de la Puerta de Aníbal con el Centro de Recepción de Turistas se une una zona con pavimento a nivel que es parte de Rector Esperabé”. Lamentablemente lo han modificado, aunque al menos han puesto un paso de peatones elevado a la altura de la acera. Si bien prefiero la idea del proyecto, esto se debería replicar cuanto antes en el paso de peatones junto al Puente Romano.

Arriba en verde el nuevo trazado del carril bici y en rojo el abandonado. Abajo la parte por donde ya no discurre el carril bici, y lugar de salida de los autobuses. Los árboles de la izquierda fueron sustituidos por otros con algo de porte.

Como estaba previsto cambia el trazado del carril bici en línea recta por la Calle del Teso de San Nicolás hasta Rector Esperabé, y se traslada a la estrecha calle de La Pesca y a Santiago. Es de suponer que el motivo sea la seguridad de los ciclistas, pero al atenuar el tráfico restringido en la zona, cuesta ver su utilidad. De momento la mayoría de ciclistas siguen como antes, quizás por lo difícil que resulta ver el trazado actual marcado con tachuelas que apenas contrastan.

Arriba Calle de La Pesca a la derecha, por donde discurre el carril bici señalado por tachuelas en el suelo. A la izquierda la Calle del Barquillo, salida de autocares según el proyecto. Abajo sigue esa salida, y el carril bici, junto a la Iglesia de Santiago.

Sólo falta averiguar cómo va a resolver el Ayuntamiento la accesibilidad de la problemática cuesta que le relaciona con el futuro Centro de Recepción de Turistas en la Fonda Veracruz. Y que la tragedia que vivimos en la actualidad sea un mal recuerdo en la próxima temporada turística y todo funcione. Señalizar correctamente desde las entradas de la ciudad estas infraestructuras pensadas para facilitar la llegada de visitantes ayudaría mucho.

Perspectiva de la zona de andenes desde la Calle de La Pesca.