Lunes, 26 de octubre de 2020

La intervención de un ciudadano en la calle Toro facilita la detención de dos delincuentes violentos

Habían hurtado efectos en varios establecimientos así como agredido con  a empleados/as, clientes y viandantes

Intevención del ciudadano en la calle Toro. Foto Sindicato Alternativa Sindical De Policía en Salamanca (ASP)

El suceso tenía lugar este jueves, a última hora de la mañana, a la altura del número 20 de la calle Toro, donde este ciudadano “no dudó en ayudar hasta la llegada de otra dotación a dos agentes de la Policía Nacional que estaban actuando ante dos individuos agresivos, que habían robado artículos en varios establecimientos, así como agredido con extremada violencia a empleados/as, clientes y viandantes momento antes”, explican desde Alternativa Sindical de Policía en Salamanca (ASP), al tiempo que muestran su felicitación y agradecimiento por este comportamiento.

“A este sindicato le enorgullece saber que existen personas como usted, nuevamente muchas gracias en nombre de los policias nacionales que actuamos en la mañana de ayer, por otra parte tambien reconocer la labor del policia en prácticas y de su compañero, que actuaron de manera brillante hasta la llegada de los refuerzos en una situación bastante complicada en la que alargaron su jornada laboral más de cuatro horas debido a que tuvieron que ser asistidos en un centro hospitalario de diversas contusiones, antes de comparecer presentando como detenidos a los dos individuos que ocasionaron gran alarma social en el centro de la ciudad”, añaden.

Por su parte, la Policía Nacional afirma que los arrestados son dos jóvenes, un varón y una mujer menores de edad, que estaban muy alterados e increpando a los viandantes, al tiempo que entraban en diferentes tiendas “en las que también increpaban a las dependientas, llegando a insultarlas e incluso a agredirlas”.

Varios de los Agentes presentaron Parte de Asistencia sanitaria de las lesiones ocasionadas en la intervención. Igualmente los jóvenes agredieron a dependientes de las tiendas, algunos de los cuales presentaron denuncia en estas dependencias, aportando el correspondiente parte de asistencia sanitaria.

Los dos jóvenes son trasladados a dependencias policiales y son informados de sus derechos, dando cuenta de los hechos a la Fiscalía de Menores de esta ciudad, siendo los menores entregados a sus progenitores.