Lunes, 26 de octubre de 2020

Doñinos blinda la seguridad educativa mientras ultima la ampliación del colegio

Un año de cambios, de protocolos estrictos de seguridad y sanitarios, que ha contando con labores y dispositivos especiales desde hace semanas para que nada falle y ofrezca totales garantías

Doñinos de Salamanca se ha blindado ante el comienzo de este atípico y especial inicio del curso escolar, que marca el arranque no solo de la actividad educativa sino de todos los programas culturales que pone en marcha su Ayuntamiento. Un año de cambios, de protocolos estrictos de seguridad y sanitarios, que ha contando con labores y dispositivos especiales desde hace semanas para que nada falle y ofrezca totales garantías.

Buen ejemplo de ello lo encontramos en el colegio Domingo de Guzmán, en el que el Ayuntamiento, en los días previos a la apertura con el inicio del curso escolar, ponía en marcha un operativo para vaciar de mobiliario seis espacios dentro del centro y readaptar dichos lugares para convertirlos en aulas complementarias, con el fin de desdoblar varios cursos, siguiendo las indicaciones que las autoridades sanitarias y educativas han marcado. De esta forma se han readaptado seis lugares, como la biblioteca, la sala de ordenadores o sala de profesores, para apoyar a los cursos que necesitan espacios más amplios. Además de esto se ha dotado al colegio de material de prevención, como dispensadores de gel, termómetros o papeleras, además de activar un dispositivo de limpieza, encargado de mantener las instalaciones a punto desde las nueve de la mañana y hasta las siete de la tarde, tratando de manera especial lugares sensibles como baños, gimnasio o el patio. Una labores intensas, que han ofrecido un inicio de curso seguro y garantizado que, hasta el momento, no ha contado con incidencias ni contagios.

Todo ello se va a ver reforzado con la ampliación del colegio, cuyo proyecto y dotación económica ya está aprobado desde la Junta de Castilla y León y cuyas obras empezaran de inmediato. Una actuación que permitirá la creación de dos aulas nuevas y un espacio para almacén, ambas muy demandadas y necesarias ya que hasta ahora se han servido de una caseta prefabricada para completar los cursos, elemento que ya ha sido retirado para dar paso al inicio de los trabajos.

Al margen de la actividad escolar, el Ayuntamiento de Doñinos pone en marcha un año más un amplio y variado programa cultural, con actividades destinadas a todas las edades y en diferentes áreas: zumba (tres grupos por días), pilates (dos grupos por días), GAP y costura, todos destinados a adultos, mientras que para infantil se ponen en marcha dibujo (de 6 a 10 años), ingles primaria, Kung-Fu o patinaje, en sus áreas de iniciación y avanzado. Todas ellas son las propuestas que este año se realizan desde el Consistorio, teniendo ya plazas cubiertas aunque se mantienen abiertas las inscripciones para quienes puedan estar interesados en participar de alguna de ellas.

Los precios por trimestres de los cursos se mantienen con respecto a años anteriores, también diferenciados. De esta forma, para empadronados, tendrá un coste de 15 euros en actividades infantiles (1h/semana), actividades infantiles (1,5h/semana) 22€ y actividades infantiles (2h/semana) 30 euros, mientras que para adultos es de 18€ (1h/semana), de 27 euros (1,5/semana) y de 26€ (2h/semana).

Los no empadronados tendrán diferentes precios, que en el caso de las actividades infantiles será de 21 euros (1h/semana), 28 euros (1,5h/semana) y 36 euros (2h/semana), mientras que para los adultos es de 24 euros (1h/semana), 33 euros (1,5/semana) y 42 euros (2h/semana). El inicio de dichas actividades están previstas para el uno de octubre, quedando abierta la posibilidad de ampliarse en función de la demanda.

A todo esto se suma la puesta en marcha un años más del programa municipal ‘Conciliamos’, basada en ofrecer apoyo a las familias durante las épocas no lectivas. De esta forma, el Consistorio de Doñinos pondrá en marcha este octubre una bolsa del empleo específica para la contratación de monitores municipales que, una vez seleccionados, serán los encargados de tener activo el programa un año más, acción con la que vienen a completar su oferta cultural y educativa en este diferente curso que, tal y como reconoce el alcalde de Doñinos, Manuel Hernández, “viene marcado por los cambios y siempre con la mirada puesta en la situación que día a día nos marque el virus, algo sobre lo que tendremos que irnos adaptando y siempre abiertos por su debemos ir modificando nuestros planteamientos”.