Lunes, 26 de octubre de 2020

Un centenar de alumnos en el IESO Las Batuecas de La Alberca bajo medidas de seguridad

Uno de los grandes escollos con los que se ha encontrado la educación en zonas rurales es la brecha salarial, algo que desde este instituto quieren evitar

Uno de los grandes escollos con los que se ha encontrado la educación en zonas rurales es la brecha digital

Un centenar de niños y niñas de la Sierra de Francia son los que de lunes a viernes acuden al IESO Las Batuecas en La Alberca. Proceden de toda la comarca de la Sierra de Francia y estudian hasta el final de la Educación Secundaria Obligatoria.

Adaptándose al nuevo curso

La directora del centro, María de la Cruz Alonso Muñoz, señala que lo importante era poder comenzar el curso de manera presencial pese a las fuertes medidas de seguridad, ya que la educación presencial es insustituible: “Nuestro objetivo es estar aquí, ofrecer la educación presencial durante el máximo tiempo posible. Es complicado debido a las medidas que cumplimos a rajatabla. No hay espacio para garantizar la distancia social, ya que necesitaríamos el doble de aulas para poder mantener a los alumnos separados, pero para eso está el uso de mascarilla, que es durante todo el tiempo de estancia en el centro. Nos gustaría prescindir de ella ya que se imparte clase mejor sin ella, pero es imprescindible. El propio equipo de profesores ha señalizado el centro estableciendo rutas de tránsito, entrada y salida con el fin de evitar al máximo las aglomeraciones. Y no faltan las medidas de higiene.”. La propia directora afirma que hace unos años se soñaba con una educación complemente a través de internet para aprovechar las nuevas tecnologías. Sin embargo, una vez probado el sistema, aunque haya sido de manera obligada por el Covid-19, ha demostrado que la enseñanza presencial es imprescindible para garantizar su calidad.

Alumnos ilusionados

Ante las circunstancias, toda la comunidad educativa ha tenido que hacer concesiones y adaptarse a los nuevos tiempos. “Los alumnos se están portando muy bien. Son muy atentos y dentro del centro cumplen con las normas casi a rajatabla. Todo el mundo lo está haciendo muy bien. No hemos tenido profesores confinados, los alumnos que resultan positivo cumplen con el confinamiento sin problema. Si queremos sacar el curso adelante no nos queda otra. Señala la directora del centro. Al inicio del curso se ofreció la jornada de bienvenida a los nuevos alumnos procedentes de los colegios, que quizá son los que han tenido el inicio más complicado debido a que al cambio de ciclo han tenido que sumar las complicaciones de la pandemia. “Casi no les conocemos, porque no les hemos visto sin mascarilla, pero hemos procurado que se sientan como en casa”, puntualiza Maricruz Alonso.

Nuevas tecnologías

Uno de los grandes escollos con los que se ha encontrado la educación en zonas rurales es la brecha digital. La falta de medios se alía con el fracaso escolar en muchos casos. Algo que desde el IESO Las Batuecas quieren evitar a toda costa: “Durante los primeros días hemos estado trabajando mucho las nuevas tecnologías. Que los alumnos puedan enviar un archivo, crear un pdf y entrar a la plataforma sin problema. El problema es que hay una gran falta de medios. Para empezar muchas de las familias no se puede permitir un ordenador o una tablet, por lo dependemos del material que tiene el centro, que no es mucho, y del que nos llega de la Junta y el Ayuntamiento, que también colaboró entregando un ordenador. Pero luego está el problema de la conexión”, señala la directora.

La Sierra de Francia posee una gran belleza paisajística, pero que complica las telecomunicaciones: “La cobertura y la conexión a internet en la Sierra es bastante deficiente. El problema no solo es logístico, sino que esto provoca que muchos alumnos terminen desentendiéndose de sus tareas y terminan quedándose atrás. Nuestro objetivo es evitar precisamente esto. Durante el confinamiento comprobamos como algunos alumnos simplemente dejaban de contestar y no hay manera de conseguir que sigan el ritmo de estudio”.

El AMPA pide más recursos

Los padres y madres de los alumnos no pierden detalle de la buena marcha del centro y alaban las medidas tomadas. Sin embargo, reclaman a las autoridades más medios para garantizar la seguridad. Sobre todo presupuesto para que los centros puedan adquirir más material para prevenir el coronavirus, como hidrogel y mascarillas. Además, desde el AMPA creen que las posibilidades de conseguir la implantación del curso de Bachillerato en el centro están más lejos que antes tras la llegada de la pandemia.