Sábado, 31 de octubre de 2020
Las Arribes al día

El artista Caín Ferreras representa la historia de Sardón de los Frailes en tres grandes murales

El principal está dedicado a la leyenda de la campana de Santa Ana, el segundo a la escuela y sus maestros, y el tercero a los frailes dominicos de San Esteban

Mural dedicado a la leyenda de la campana de Santa Ana

El famoso muralista Caín Ferreras es el autor de tres grandes murales que desde hace unos días soportan las paredes de las antiguas escuelas de Sardón de los Frailes. Se trata de tres obras que reflejan la historia de esta localidad desde la baja Edad Media, cuando sus tierras pasaron a propiedad de los Dominicos de San Esteban y a los que esta localidad debe su ‘apellido’.

El mural principal trata sobre la leyenda del toque de la campana de la que fuera ermita de San Ana, hoy plaza el mismo nombre, y a la que se le atribuye poderes para ahuyentar el pedrisco. En este mural se puede observar un rostro con dos manos tocando la campana y a la derecha una imagen aérea del municipio con las nubes de tormenta disipándose en el cielo. El texto que lo acompaña es el siguiente: “¡Granizo! y al toque de campana, la tormenta se disipó”.

Otro de los murales está dedicado a la escuela de la localidad, a sus maestros y niños, cerrada hace más de 40 años. En él se recoge la imagen real de un niño de Sardón de los años 60 con el siguiente texto.

“A los maestros y maestras.
A las niñas y niños.
Que aquí enseñaron
Que aquí aprendieron”.

El último mural es una imagen de los dominicos, orden que tuvo en propiedad estas tierras en el siglo XIV. El texto que acompaña a esta imagen es el siguiente: “De los dominicos, heredamos nuestro apellido”, es por este motivo que Sardón es llamado Sardón de los Frailes.

 

  • Mural dedicado a la escuela, a los maestros y niños de Sardón
  • Mural dedicado a los Dominicos de San Esteban, orden que ubicó aquí uno de sus conventos