Sábado, 31 de octubre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Cierra por jubilación la tienda de María de Aldea del Obispo

María Ondina Pires ha estado detrás del mostrador 53 años, tras llegar a Aldea procedente de Portugal

Atendiendo a algunas de las últimas clientes | Fotos: Juan Martín

Aldea del Obispo ha dicho adiós con la despedida del mes de septiembre a la popular tienda de María, al jubilarse su propietaria, María Ondina Pires, quién llegó a Aldea con apenas 14 años procedente de la localidad portuguesa de Malpartida (situada a 12 kilómetros de distancia), donde nació en 1953.

María Ondina fue traída para España a casa de Alberto Martín Montero y Carmen Ramos, propietarios de un comercio de los de toda la vida, con productos de alimentación, ferretería, calzado, prendas de vestir y tejidos para confección, que mantenía una intensa actividad con clientes del otro lado de la Raya.

En Aldea, María Ondina aprendió el castellano y las tareas propias del comercio desde su llegada con 14 años de la mano de sus propietarios, con quienes convivió compartiendo techo y comida como si fuera una hija más. Con el tiempo, se casó en 1979 con José Quadrado Ramos, también natural de Malpartida, quién regentó un taller de chapa y pintura del automóvil en Vale da Mula.

Asimismo, María Ondina heredó el negocio, que ha seguido regentando hasta que ha decidido jubilarse con 67 años, tras 53 años despachando mercancías en la tienda. Antes del cierre, durante el mes de septiembre ha estado liquidando el amplio stock de zapatillas, ropa interior, ropa de cama y del hogar, así como numerosas telas que se han ido transformando durante décadas en blusas, vestidos, faldas, chaquetas, pantalones o cortinas.