Lunes, 26 de octubre de 2020

Descubre como aumentar las ventas en Salamanca en tiempo de pandemia

Gracias a la crisis del coronavirus, las empresas que no apostaban por el marketing digital ven una oportunidad de negocio en internet y las redes sociales.

Una buena estrategia de marketing digital es la salvación para muchos negocios ante esta situación. Es una realidad que internet y los comercios online han sido la fórmula de supervivencia de muchos negocios que solo contaban con un espacio físico. Para empezar una estrategia de marketing digital, es necesario crear un sitio web, poner en marcha una tienda online, una buena gestión de redes sociales y posteriormente, iniciar una campaña de posicionamiento en buscadores (SEO) y publicidad en internet (SEM).

La presencia en internet de muchos negocios, aumenta el volumen de sus ventas y mejora la relación con el cliente. La presencia en Google entre los 10 primeros resultados de este buscador, es fundamental para que el usuario que busca un producto o servicio relacionado con tu negocio tenga información puntual y convierta.  Por ejemplo, las redes sociales permiten establecer un contacto directo con los clientes para informar de la puesta en marcha de la tienda online. Además, permiten realizar publicaciones donde las imágenes y el vídeo tienen un peso importante. De esta forma los productos se muestran de una manera más eficiente.

Agencias de marketing online como Top Position, ofrecen un servicio integral y coordinado. Es decir, se encarga del marketing de una empresa a todos los niveles, desde la gestión de las redes sociales, pasando por la creación y mantenimiento de una página web, hasta llegar a la tienda online. Los profesionales de Top Position son conscientes de que se convierten en la imagen de esa empresa al exterior, por lo que logran identificarse al máximo con la marca y transmitir el mismo espíritu.

La presencia en internet ofrece resultados palpables y un aumento de las ventas, además de una mejora de la relación con el cliente a través del ‘mailing’ o de encuestas por ‘stories’. También las empresas pueden ir a buscar a su público objetivo, mediante la segmentación que propician las redes sociales puesto que las campañas de publicidad en Google (SEM) se pueden llegar a dirigir solo a quién tú quieras. Un ejemplo son las residencias de mayores y su presencia en una red eminentemente joven como es Instagram. En ella están los nietos de esos mayores que quieren saber cómo se encuentran y cómo trabaja ese lugar en el que los están cuidando.