Viernes, 30 de octubre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Siega Verde se une a Atapuerca en el Museo de la Evolución Humana de Burgos

En una exposición con la que se sigue conmemorando el 10º Aniversario de su Declaración como Patrimonio Mundial de la Humanidad

Continuando con las actividades de conmemoración del X Aniversario de la Declaración del Yacimiento Prehistórico de Siega Verde como Patrimonio Mundial de la Humanidad (como ampliación de la Declaración que ya tenía el yacimiento portugués de Foz Côa), el Museo de la Evolución Humana de Burgos acoge desde la mañana del jueves una muestra denominada Piedras con memoria, que propone un recorrido tanto por Siega Verde como por Foz Côa.

Ese recorrido es a base de fotografías que tratan de trasladar hasta a ambos enclaves a los visitantes a la muestra, visualizando las rocas en las que se encuentran las figuras grabadas. En este sentido, se trata de imágenes modernas, realizadas con la tecnología actual, que reproducen las imágenes prehistóricas realizadas con simples utensilios líticos.

 

Según se explica desde la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Siega Verde se une con esta exposición en el Museo de la Evolución Humana al histórico yacimiento de Atapuerca, definiéndolos como “dos patrimonios de la Humanidad unidos por el primer arte”, añadiendo que son “una muestra de la importancia del territorio de Castilla y León como cuna de las más importante manifestaciones de la prehistoria humana en nuestro país y en el mundo occidental”.

La exposición, que fue inaugurada en la mañana del jueves por el director general de Patrimonio Cultural de la Junta, Gumersindo Bueno, y por el presidente de la Fundación Côa Parque, Bruno Navarro, se podrá visitar en el Museo de la Evolución Humana hasta el mes de diciembre. Posteriormente, se irá de gira, estando previsto que haga paradas en los Museos Numantino de Soria y en el de Segovia, así como en otras comunidades autónomas. Hay que recordar que la muestra ya se pudo ver en el Museo del Côa.