Domingo, 25 de octubre de 2020

La empresa salmantina Iberbox obtiene financiación del Ministerio de Industria y de la Junta en su salida al mercado

Se dedica a apoyar e impulsar proyectos innovadores y pretende situarse en "la primera línea del almacenamiento en la nube" 

Iberbox, fundada por dos de los antiguos directores de la neozelandesa MEGA, Javier Serrano y Jesús Rodríguez-Aragón

La empresa salmantina Iberbox, con sede en el Parque Científico de la Universidad de Salamanca (USAL), ha logrado ser financiada por Empresa Nacional de Innovación (Enisa), dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, y de la Junta de Castilla y León, en su salida al mercado.

ENISA es una empresa pública cuya misión es apoyar e impulsar proyectos empresariales innovadores. De esta manera, según la información facilitada por la USAL a Europa Press, ENISA ha elegido a la empresa salmantina por "ser una de las empresas más innovadoras del panorama nacional este año y por su capacidad de generar aportación real sobre la sociedad".

Por otra parte, la 'startup' salmantina, que cumple este mes un año de vida, ha logrado, además, financiación del Instituto para la Competitividad Empresarial de la Junta de Castilla y León, que reconoce también a Iberbox como "una empresa de altísimo nivel innovador, destacando la capacidad de proyección y generación de riqueza y empleo futuro en la Región", ha reseñado la USAL.

Asimismo, este apoyo financiero e institucional coincide con el lanzamiento de su plataforma al mercado, concretamente bajo la denominación iberbox.com.

INFORMACIÓN SEGURA

Iberbox, fundada por dos de los antiguos directores de la neozelandesa MEGA, Javier Serrano y Jesús Rodríguez-Aragón, es una nube segura con cifrado punto a punto que tiene a su alrededor un conjunto de servicios "especialmente pensados para profesionales y empresas: gestión de copias de seguridad y registro electrónico, entre otros".

Según la información facilitada, el cifrado punto a punto hace que toda la información se almacene cifrada y, por tanto, sea computacionalmente imposible acceder a ella sin las claves del usuario (ni siquiera por la propia empresa).

Únicamente el usuario puede acceder a su información utilizando su contraseña (clave de cifrado) y "esto claramente es un aspecto diferenciador respecto a los competidores (Dropbox, Google Drive) que no cifran la información con la clave del usuario", han explicado.

Con ello, "los clientes de Iberbox lograrán cumplir estrictamente los compromisos y obligaciones de la nueva Ley de Protección de Datos y el nuevo RGPD".

El objetivo de los dos fundadores, salmantinos ambos, es llevar a Iberbox a "la primera línea del almacenamiento en la nube" y "poner las bases de este proyecto en un entorno de innovación y emprendimiento, como lo es el Parque Científico de la Universidad de Salamanca".