Miércoles, 21 de octubre de 2020
Alfoz al día

El Ayuntamiento de Santa Marta ya ha comenzado la tramitación de ayudas a padres con niños confinados por Covid

Están orientadas a la contratación de cuidadores con la finalidad de dar respuesta inmediata a las situaciones de necesidad temporal de atención de menores o personas dependientes o con discapacidad que deban guardar confinamiento domiciliario
La concejal del área de Igualdad de Oportunidades, Mari Cruz Gacho

Los padres que tengan hijos en cuarentena por Covid ya pueden comenzar a solicitar las ayudas que se ofrecen desde la Junta de Castilla y León en los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santa Marta. Estas ayudas, que ya se están tramitando, están orientadas a la contratación de cuidadores con la finalidad de dar respuesta inmediata a las situaciones de necesidad temporal de atención de menores o personas dependientes o con discapacidad que deban guardar confinamiento domiciliario a causa de la pandemia COVID-19, para lo  que se establecen dos tipos de prestaciones.

En primer lugar una prestación económica extraordinaria a familias y personas para la contratación de personas cuidadoras, para la atención de menores hasta 12 años en su domicilio, afectados por una situación de confinamiento domiciliario que les impida asistir al correspondiente centro escolar. Para ello se exige que ambos progenitores no tengan derecho a otras medidas, prestaciones o ayudas públicas para la misma finalidad, que la jornada educativa del menor confinado coincida en su totalidad o en parte con el horario laboral de sus padres y, en caso de no ser familias monoparentales, que ambos progenitores, tutores o acogedores tengan obligaciones laborables incompatibles con la situación generada del cuidado domiciliario del menor de 12 años. Asimismo, se pide que el nivel anual de rentas de la persona solicitante no supere los 40.000 euros. Este límite de renta, en el caso de familias numerosas no deberá superar los 45.000 euros en categoría general, mientras que para las familias numerosas de categoría especial no deberá superar los 55.000 euros. Para determinar el nivel de rentas se computarán todos los ingresos, de cualquier naturaleza.

En segundo lugar se ofrece una prestación económica extraordinaria que se dará a familias y personas para la contratación de personas cuidadoras para la atención en el domicilio de personas dependientes o con discapacidad, afectadas por una situación de confinamiento domiciliario que les impida acudir al correspondiente centro escolar o centro de día. En este caso se exige que las personas familiares, tutoras o acogedoras cuidadoras no tengan derecho a otras medidas, prestaciones o ayudas públicas para esta finalidad, que el horario de asistencia de la persona dependiente o con discapacidad al centro educativo o al centro de día, coincida, en su totalidad o en parte, con el horario laboral de las personas cuidadoras familiares, tutoras o acogedoras y que la capacidad económica anual de la persona dependiente o con discapacidad no supere los 40.000 euros.

En ambos casos entre la persona contratada, y los beneficiarios de estas ayudas, incluida la persona destinataria del objeto de la prestación, no podrá existir vínculo familiar de primer, segundo o tercer grado, o relaciones asimilables a las familiares: tutores, guardadores o parejas de hecho.

Como explica la edil del área, Cruz Gacho, “la finalidad de las prestaciones económicas es la de financiar el coste de la contratación de una persona para dar apoyo en la atención del cuidado del menor confinado o de la persona dependiente o con discapacidad confinada, por las horas que sean necesarias debido al horario laboral de los progenitores. Nuestras trabajadoras sociales ya se encuentran trabajando en la tramitación de estas ayudas y ofreciendo información a todos los posibles destinatarios, de tal modo que todo aquel que quiera recibir información o tenga dudas al respecto se puede poner en contacto con este servicio para que le aclaren todas estas cuestiones”.

La contratación podrá ser realizada directamente según las condiciones establecidas, de forma indirecta a través de una empresa o entidad prestadora de servicios.