Jueves, 22 de octubre de 2020

La dimisión de Richard Nixon

El desván de la memoria

En los doscientos cincuenta años de historia de los Estados Unidos de América, Richard Nixon se convertía, el mes de julio de mil novecientos setenta y cuatro, en el segundo presidente que era hallado culpable por un Comité del Congreso de haber faltado al juramento constitucional, y que, por tanto, se hallaba en vías de ser procesado constitucionalmente o sometido a impeachment (impugnación). El único antecedente fue hace más de un siglo con el presidente Andrew Johnson.

El mundo da la hora con reloj SEIKO. Horas SEIKO, horas de acción.

En un discurso de dieciséis minutos televisado a la nación, el ocho de agosto de mil novecientos setenta y cuatro Richard Milhous Nixon dimitió como presidente de los Estados Unidos de América. Nixon no pudo salvar su séptima crisis y el cuarto poder encabezado por los periodistas Woodward y Bernstein del "Washington Post" le había dado el jaque mate por sus implicaciones, mentiras y manipulación de pruebas en el caso del espionaje al partido demócrata (Watergate). Le sucedió en el cargo Gerald Ford como el trigésimo octavo presidente del país más poderoso de la Tierra.

Queso en lonchas ZIZ, ocho lonchas individuales de Kraft.

Los principales analistas políticos internacionales se congratularon por la dimisión de Richard M. Nixon como presidente de los Estados Unidos de América, por sus implicaciones en el juego sucio de la carrera electoral y el posterior falseamiento de pruebas. Lo que no terminaban de comprender era la saña de la persecución ("Tricky Dicky" Ricardito el Tramposo). "¿No será una maniobra política de los halcones estadounidenses que se oponen a la distensión entre el primer mundo y el segundo?" -se preguntaron preocupados algunos columnistas en "Fenêtre".

Apenas ha transcurrido un mes desde que Gerald Ford asumiese la presidencia de los EE. UU., cuando, colocándose en contra del Congreso y del Senado, ha dado el campanazo concediendo una amnistía total y absoluta al ex-presidente Richard M. Nixon por los supuestos delitos que hubiera podido cometer durante su mandato presidencial. La prensa y la opinión pública norteamericana no han recibido la noticia con agrado.

En mil novecientos setenta y cuatro ganó la Vuelta Ciclista a España el español José Manuel Fuente.

¡Pídeles a tus padres una ORBEA, para pasar unas estupendas vacaciones!

El Atlético de Madrid se alzó con la Copa Intercontinental de Fútbol.