Jueves, 29 de octubre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Los templos diocesanos abiertos al turismo han recibido este verano la mitad de visitantes que en 2019

La Catedral de Santa María recibió durante el mes de agosto a 2.877 visitantes, frente a los 5.887 del año anterior

Con la llegada del final del verano es hora de realizar los habituales balances de cómo ha ido la época estival en Ciudad Rodrigo, este año totalmente diferente a lo habitual debido a la pandemia del coronavirus. Aunque la mayoría de aquellos originarios de la comarca mirobrigense que viven fuera no han dejado de cumplir con la tradición de volver a casa en verano (pese a que no había fiestas), el coronavirus sí ha trastocado bastante la actividad turística.

Uno de los mejores ejemplos está en el número de visitantes recibidos por los templos de la Diócesis Civitatense que durante estos meses han estado abiertos al turismo, que han recibido en torno a la mitad de visitantes que el año pasado.

Por un lado, el Programa de Apertura de Monumentos que se ha llevado a cabo un verano más gracias a la colaboración de la Delegación de Patrimonio de la Diócesis de Ciudad Rodrigo con la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, ha tenido un total de 13.101 visitantes, frente a los 25.170 del verano anterior. En Ciudad Rodrigo, la Iglesia de El Sagrario recibió entre el 14 de julio y el 13 de septiembre a 5.025 visitantes; la Iglesia de San Pedro y San Isidoro, 2.859; y la Iglesia del Hospital de la Pasión, 2.586.

En lo que respecta a los otros templos de la Diócesis abiertos al público, la Iglesia de Nuestra Señora de Porta Colei en El Zarzoso acogió a 397 personas; la Iglesia de Nuestra Señora Entre dos Álamos de San Felices de los Gallegos recibió a 680; la Iglesia del Convento de las Madres Agustinas de la misma localidad dio la bienvenida a 263; la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Lumbrales, a 351 (este templo ha estado cerrado al turismo desde el 29 de agosto ante el aumento de casos de coronavirus en el municipio); la Iglesia de San Pedro Apóstol de Hinojosa de Duero, a 329; y la Iglesia de Santiago Apóstol de Sobradillo, a 611.

Pese al bajón por la pandemia, “aún ha habido movimiento con visitas tanto en Ciudad Rodrigo como en el resto de pueblos”, según resalta el delegado diocesano de Patrimonio, Roberto Vegas, quién recuerda que “con este tipo de acciones no buscamos el turismo, sino evangelizar a través del patrimonio”.

Por otro lado, fuera del Programa de Apertura de Monumentos, la Catedral y el Museo Diocesano y Catedralicio han continuado con su apertura normal al turismo (aunque con limitaciones en el tamaño de los grupos). Por estos espacios han pasado, en el mismo período de tiempo referido, un total de 4.948 visitantes: 1.309 en julio, 2.877 en agosto, y 762 en septiembre hasta el día 13. La diferencia es muy notable en el mes de agosto: en el mismo mes de 2018 pasaron por la Seo 5.350 visitantes; y en el de 2019, 5.887.

Por último, ha habido 29 personas que han participado en las visitas guiadas mensuales al Palacio Episcopal (en cada visita podían participar un máximo de 10 personas).