Martes, 22 de septiembre de 2020

Policía Nacional y Guardia Civil realizarán labores de concienciación a la puerta de los institutos de Salamanca

Patrullas de ambos Cuerpos de Seguridad llevarán a cabo este trabajo tanto en los núcleos de población urbanos como rurales.

Encarnación Pérez estará acompañada por el comisario provincial de la Policía Nacional, Luis Esteban, y el teniente coronel de la comandancia de la Guardia Civil, Jorge Montero

La subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, ha explicado este lunes la campaña de vigilancia y concienciación que se llevará a cabo a la puerta de los institutos de la provincia  para prevenir la expansión de la COVID19 en el inicio del curso académico para los alumnos de secundaria y bachillerato. 

En este sentido, ha agradecido la colaboración de ambos Cuerpos de Seguridad a fin de lograr que, en un año atípico, la vuelta a las aulas para los alumnos de ESO y Bachillerato sea lo más "normal" posible.

Así lo ha indicado este lunes en la entrada del IES Venancio Blanco de la capital salmantina, donde ha estado acompañado por el comisario provincial de la Policía Nacional, Luis Esteban, y el teniente coronel de la comandancia de la Guardia Civil, Jorge Montero.

La iniciativa se realiza porque los jóvenes son un sector en riesgo que preocupa a las instituciones dada la evolución de los contagios y el objetivo es facilitar esta colaboración con la Policía Local, que se ha encargado de la seguridad a la entrada de los centros de Educación Primaria.

Las actuaciones se enmarcan en una fase de intensificación del Plan Director entre los días 14 al 18 de septiembre y que se pone en marcha desde este lunes en las nueve provincias de Castilla y León por iniciativa de la Delegación del Gobierno en la Comunidad.

El objetivo final de la campaña es el de frenar la evolución del virus y evitar que los centros formativos se conviertan en focos de contagio. Para ello, además de vigilar que cumplan las normas establecidas por las autoridades sanitarias, se informará a los alumnos sobre la necesidad de usar la mascarilla durante sus jornadas en el aula, lo importante que es mantener la distancia de seguridad a la entrada, a la salida y durante los descansos y lo imprescindible que es para acabar con el virus mantener una correcta higiene de manos.

No se trata de una operación sancionadora sino formativa, pedagógica y disuasoria, aunque “tampoco se dudará a la hora de denunciar comportamientos incívicos de la forma habitual, tal y como requiere la legislación".