Martes, 22 de septiembre de 2020
Ledesma al día

Escolares de Almenara, Valverdón y Villamayor, obligados a compartir el transporte con viajeros de la ruta de Ledesma

Madres y padres de los niños consideran “inadmisible” esta decisión en la actual situación de pandemia y demandan por escrito una solución a la Dirección Provincial de Educación 
Grupo de escolares, en una de las paradas del autobús que realiza la ruta escolar hasta Villamayor

Una veintena de niños (18 en concreto) de Almenara de Tormes, Valverdón y la urbanización Los Almendros (Villamayor), todos ellos alumnos del Colegio Piedra de Arte de Villamayor, tienen que compartir el autobús con viajeros de la línea de Ledesma a Salamanca para acudir a primera hora de la mañana a clase. Transporte compartido que las madres y padres consideran “inadmisible” en la actual situación de pandemia, tal y como han hecho constar en el escrito remitido la pasada semana a la Dirección Provincial de Educación sin que, por ahora, hayan recibido respuesta, al tiempo que anuncian estar dispuestos a no llevar a sus hijos al colegio hasta que se adopte una solución adecuada. “Tenemos que primar la salud sobre cualquier otro tema”, subrayan. 

Tal y como explican, si los centros escolares han adoptado toda una serie de medidas para evitar posibles contagios por Covid-19, incluyendo los denominados ‘grupos burbuja’, no entienden que se permita que los niños que utilizan la ruta del transporte escolar desde estos municipios compartan el autobús con viajeros de la línea convencional. “Según su propuesta, no se respetarían los protocolos anti-Covid19, al mezclar en un espacio cerrado, como es el caso de un autobús, a pasajeros de línea con nuestros niños. Son ‘búrbujas’ diferentes”, constatan en el escrito, añadiendo que “si el autobús va con el cartel de ‘Transporte escolar’, es transporte escolar y no otro servicio” y sigue “unos protocolos de seguridad y vigilancia que nada tienen que ver con el de pasajeros de una línea regular”, recordando que hasta ahora “siempre ha existido un servicio exprofeso para los escolar, no viendo la necesidad de este cambio de filosofíla”, máxime en una situación excepcional causada por el coronavirus que obliga a extremar las medidas de seguridad. 

La ‘vuelta al cole’, ya de por si atípica, está suponiendo para los padres y madres de estos 18 niños un quebradero de cabeza, ya que durante esta primera semana han optado por ser ellos los que lleven a sus hijos al colegio, evitando de esta manera que tengan que subir al autobús que, en el trayecto de ida, no así en el de vuelta, comparten con viajeros de la línea que cubre la ruta de Ledesma a Salamanca. Circunstancia de la que, por otra parte, los padres fueron informados el día anterior al regreso a clase. 

Madres y padres, en el escrito remitido a Educación con fecha del 9 de septiembre y en el que hacen constar su disposición a dialogar para alcanzar una solución, exigen “un autobús para transporte escolar”, así como “dotar de dos monitoras a este autobús, ya que una sola tiene muy complicado llevar a buen término su trabajo”, entre otros motivos porque en cada una de las paradas de la ruta escolar “tiene que acomodar a los niños en sus asientos y, aunque por periodos cortos, abandonar el autobús” para ayudar a subir a los que se incorporan.