Domingo, 27 de septiembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Así será la Vuelta al Cole con tomas de temperatura, aulas desdobladas y hasta un corte de tráfico

La calle Doctor Fleming permanecerá cerrada a los vehículos en los horarios de entrada y salida al Colegio Misioneras-Santa Teresa

Colegio Miróbriga

“Con muchas ganas”, como señala Silvia, del Colegio Misioneras de la Providencia-Santa Teresa de Jesús, y “trabajando como locos para tenerlo todo preparado”, como apunta Teresa, la nueva directora del Colegio Arrabal del Puente, los 4 colegios de Ciudad Rodrigo están en plena cuenta atrás para iniciar este miércoles 9 el curso escolar 2020/2021, que ni mucho menos va a ser uno más por muchos motivos.

Para empezar, porque los colegios de Ciudad Rodrigo (San Francisco, Miróbriga, Arrabal del Puente y Misioneras de la Providencia-Santa Teresa de Jesús) llevan sin recibir alumnos –salvo alguna excepción como en el Colegio San Francisco para las sesiones en junio de Fisioterapia de Educación Especial y las clases veraniegas de refuerzo- desde aquel lejano viernes 13 de marzo en el que apenas unos minutos antes de iniciar el fin de semana supieron que las clases presenciales se suspendían a partir del lunes 16 sin fecha asegurada de vuelta.

El tiempo fue pasando y el curso escolar 2019/2020 se acabó por consumir (graduaciones incluidas) de forma online, de la mejor manera que se pudo, solventando numerosos problemas a todos los niveles (por falta de material electrónico, de conexión a Internet, etc.). Ahora, el curso va a empezar de forma presencial, aunque con una gran incertidumbre, de tal modo que por ejemplo en Misioneras-Santa Teresa van a seguir profundizando en su Plan TIC, mediante Google Classroom, “para estar preparados” para lo que pueda acontecer.

 

Lo que es seguro es que los centros educativos de Ciudad Rodrigo están poniendo todo de su parte para que el curso se pueda desarrollar con la ‘normalidad’ que permiten las medidas sociales de restricción a las que obliga el coronavirus, que han hecho por ejemplo que de momento no haya actividades extraescolares en ningún centro por indicación de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León.

Como marca la normativa, cada Colegio ha designado un Equipo de Coordinación o ‘Equipo COVID’ y ha elaborado un ‘Plan de Inicio’ (disponible en sus respectivas páginas web), en el que se refleja con detalle cómo van a ser las entradas y salidas de los centros, la distribución de los recreos, o la relación de medidas que van a seguir, que van a ser prácticamente comunes, incluyendo un refuerzo de la limpieza (especialmente de los aseos, con 2 personas por las mañanas en San Francisco y Miróbriga cuando nunca han tenido a nadie en esa franja matinal), o una desinfección en profundidad antes de empezar (en El Puente la esperaban para el lunes o el martes) así como semanalmente (en principio los sábados).

Como relata Teresa, del Colegio Arrabal del Puente, se tomará la temperatura a alumnos y profesores al llegar a los centros (en Miróbriga no se permitirá la entrada a los que tengan más de 37ºC), habrá un lavado de manos frecuente con gel hidroalcohólico (en los centros se han instalado dispensadores por las aulas), se ha colocado cartelería por los pasillos, se ha señalizado el sentido de la circulación (con flechas por los suelos), se ha prohibido el acceso a personas ajenas a los centros, no se podrán traer juguetes de casa, y los alumnos tendrán una mesa y material asignados. En el Colegio San Francisco, procurarán que los alumnos salgan de su aula de referencia “lo menos posible” (salvo para Educación Física y los desdobles de Religión y Valores), como señala su director, Juanjo.

Las entradas y salidas

En lo que se refiere a la llegada y salida de los centros, se hará de forma escalonada y ‘jugando’ con las puertas y escaleras con las que cuentan los centros educativos, sobre todo en los tres colegios con mayor volumen de alumnos. En el caso de San Francisco, habrá tres horarios de entrada: 8.55, 9.00 y 9.05 horas, entrando a cada una de esas horas 2 grupos por cada una de sus 3 puertas (la principal que da a la calle Escuelas y las dos ubicadas en el doble porche al que se llega por el gran patio).

De igual modo, en función de la hora a la que hayan entrado, los alumnos saldrán por turnos, a las 13.55, 14.00 y 14.05 horas. La excepción serán los alumnos de Educación Especial, ya que como alguno tiene problemas de salud, se evitará cualquier riesgo entrando los últimos (a las 9.10 horas) y marchándose los primeros.

En el caso del Colegio Misioneras de la Providencia-Santa Teresa de Jesús, madrugarán un poco más, comenzando la llegada de alumnos (con los de Infantil y 1º de Primaria) a las 8.40 horas (los de 1º de Infantil entrarán más tarde, a las 9.30 horas). Posteriormente, entrarán de forma escalonada (de dos en dos cursos) los restantes alumnos de Educación Primaria. Todos los alumnos entrarán por el patio de la calle Doctor Fleming, subiendo posteriormente a sus aulas por escaleras diferentes (unos usarán la central y otros la del patio).

Algo similar ocurrirá a la finalización de cada jornada lectiva, saliendo todos los alumnos por el patio entre 13.45 y 14.10 horas. En este centro, para evitar las aglomeraciones que se solían producir tanto a la entrada como a la salida en la calle Doctor Fleming, se va a cortar al tráfico la vía todos los días de 8.45 a 9.15 y de 13.45 a 14.15 horas. Para ello, la Policía Local ha cedido al Colegio una serie de conos señalizadores (en el caso de que algún vecino de la calle tuviese que entrar o salir con sus vehículos en esos tramos horarios, se le permitiría).

Mientras, en el Colegio Miróbriga van a ‘jugar’ con un total de 3 puertas exteriores: la principal, que da a la calle Batuecas; la trasera que da al Paseo Carmelitas, y la que hace esquina entre las calles Batuecas y la Virgen de la Peña de Francia. En la mañana del lunes, esas puertas exteriores estaban totalmente abiertas, al igual que las del propio edificio, algo que va a ser tónica habitual en todos los centros siempre que sea posible, para así evitar riesgos de contagios del coronavirus a través de pomos y manillas.

La mascarilla

Además del inicio y finalización de cada jornada de forma escalonada, también será por turnos el recreo, y con zonas divididas. Por ejemplo, en el Colegio Arrabal del Puente, los alumnos de Educación Infantil mantendrán su patio específico, mientras que los alumnos de Educación Primaria estarán divididos por tres zonas en función de los niveles de Primaria (1º y 2º por un lado, 3º y 4º por otro, y 5º y 6º por otro). De igual modo, en San Francisco los cursos estarán separados y no se mezclarán unos con otros.

En el caso del Colegio Misioneras-Santa Teresa de Jesús, se ha decidido que los alumnos coman el bocadillo (o aquello que lleven de almuerzo) en sus propios pupitres antes de salir al recreo, para así hacerlo de forma ordenada y que “no toquen unos la comida de otros”. En lo que se refiere a ese recreo, se hará por turnos y repartiéndose por los dos patios con los que cuentan (uno en el propio centro y otro al final de la calle, que ha sido pavimentado este verano diciendo adiós a la arena). Ese recreo será prácticamente el único momento de toda la jornada escolar en el que los alumnos tendrán permitido quitarse la mascarilla.

Aunque la normativa sólo obliga a que sea obligatoria desde 2º de Primaria en adelante, en este centro han decidido que sea obligatoria para todos los alumnos, siendo conscientes de que a los más pequeños, los de 3 años, les va a costar de inicio. Esta medida se ha tomado orientados por el equipo de Pediatría del Centro de Salud y de Especialidades, habilitándose un contacto directo entre ese equipo y los coordinadores del Colegio, uno por edificio. Tras esa reunión, el pasado jueves hubo otras reuniones con las familias, para que estén “tranquilas”, según señalan Vanesa, Silvia y Noelia, profesoras del centro.

En el Colegio San Francisco, los alumnos de Educación Infantil y Especial no estarán obligados a llevarla, pero sí todos los de Primaria, incluidos los de 1º. Mientras, en el Colegio Arrabal del Puente, además del uso obligatorio en Primaria, están pensando si extender la obligación a la etapa de Infantil. Por último, en el Colegio Miróbriga, según se recoge en su Plan de Inicio, extienden la obligatoriedad a 1º de Primaria, mientras que los alumnos de Infantil no deberán llevarla cuando estén en sus propias aulas, pero sí en los espacios comunes. En este centro han colocado pegatinas propias y específicas en todas las entradas para recordar el ‘Uso obligatorio de mascarilla’.

Las burbujas

Hay que apuntar que en todos los colegios va a ser un poco diferente el funcionamiento de los grupos de Educación Infantil y de 1º de Primaria, ya que van a conformar ‘burbujas’ por clases, como grupos estables de convivencia. A efectos prácticos, esto se puede traducir en que no tendrán la obligación de guardar la distancia de seguridad de 1,5 metros que sí será muy estricta para el resto. Eso hará que en caso de aparezca algún caso de coronavirus, las burbujas se irán al completo para casa a guardar cuarentena, mientras que en el resto de grupos, sólo los más cercanos a los contagiados.

En este sentido, las mesas han sido separadas unas de otras dentro de las aulas ese 1,5 metros de distancia, además de cumplirse las ratios fijadas por la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León. Para poder cumplirlas, hay una novedad en el Colegio San Francisco, ya que 3º y 5º de Primaria tendrán 3 grupos por nivel en vez de los 2 habituales (aunque de momento sólo les han mandado un profesor más para cubrir esta ampliación). Asimismo, en el Colegio Miróbriga se desdobla el que en principio iba a ser único grupo de 2º de Infantil.

En el Colegio Misioneras-Santa Teresa (que como es lógico no va a poder hacer su gran acto general de apertura del curso) también hay una novedad a nivel de grupos, aunque no motivada por el coronavirus, sino por la cantidad de alumnos con la que ya contaban. En concreto, pierden una clase de 6º de Primaria (había dos al ser muchos los alumnos que había en este nivel) pero por el contrario ganan una de 1º de la ESO (hasta ahora sólo había una), que empezarán la próxima semana. De este modo, las etapas de Infantil y Primaria en este Colegio quedan definitivamente con un único grupo por nivel.

Aunque todavía se están realizando matrículas, en este centro estiman que van a contar a nivel numérico con algunos alumnos más que el pasado, al haberse incorporado más alumnos de 1º de Infantil que los que se marcharon de 4º de la ESO, y llegar varios más a diferentes niveles. Mientras, en los colegios San Francisco y Arrabal del Puente, sus respectivos directores explicaron a Ciudad Rodrigo Al Día que sus números de alumnos se van a mover en cifras similares a las de años anteriores, estando asimismo pendientes de cerrar las matriculaciones, que este año se han retrasado.

  • Colegio Arrabal del Puente
  • Colegio Misioneras-Santa Teresa de Jesús
  • Colegio San Francisco
  • Colegio Miróbriga
  • Colegio Arrabal del Puente